Ir a contenido

LA INVESTIDURA IMPOSIBLE

Podemos saca adelante su ley estrella que el 26-J haría decaer

El PSOE avala el plan social de Iglesias pero avisa de que se frenará si no hay gobierno

Nacionalistas e independentistas lo apoyan pero critican su sesgo centralista

Iolanda Mármol

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón durante el pleno en Congreso.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón durante el pleno en Congreso. / EFE

El Congreso vivió este martes uno de esos plenos en los que el resultados de las votaciones transmiten lo contrario que los discursos que se pronuncian. En la práctica, Podemos logró sacar adelante su medida estrella, la ley 25 de emergencia social, con los votos a favor de PSOE, los otros grupos grupos de la izquierda y la abstención de Ciudadanos. Pero tras esa aprobación, latió un debate tan colmado de reproches que la sintonía en el voto quedó silenciada por severas acusaciones que señalaron a Pablo Iglesias como el responsable de que esa medida no se llegue a implementar por una probable convocatoria electoral.

Las críticas más duras vinieron de las filas socialistas, que endosaron a Podemos la culpa de volver a las urnas y de convertir el proyecto que se aprobaba en papel mojado porque, salvo sorpresas de última hora, no habrá un Ejecutivo que la pueda aplicar. “Esta ley va a pasar el trámite, pero puede decaer en 15 días y no será ley porque ustedes no van a apoyar al gobierno que la lleve a cabo”, espetó la diputada socialista Isabel Rodríguez, que atizó a Podemos por su actitud frente a las negociaciones. También Ciudadanos reprochó a Iglesias que no haya permitido con su abstención un gobierno de Pedro Sánchez con Albert Rivera y le acusó de llevar al pleno una medida que acabará “en un cajón".

No fueron los socialistas y el partido naranja los únicos en atizar a Podemos. Incluso los grupos de izquierdas que votaron a favor, denostaron las formas de los morados en las conversaciones para tratar de llegar a un acuerdo de gobierno, la precaria redacción técnica del proyecto y en el tono mitinero de exposición del diputado que la defendió, Rafa Mayoral, que cosechó una crítica coral. “Ustedes ya no son tertulianos de televisión, esto ya no va de titulares, va de legislar y esta iniciativa deja mucho que desear en errores de forma y de fondo”, reprochó Rodríguez. 

'LA CHAPUZA'

El PNV -que se abstuvo- y ERC -que votó a favor- también afearon a Mayoral la que consideran una redacción precaria de la ley y lamentaron la distribución competencial centralista que propone un partido que saca pecho defendiendo el concepto de plurinacionalidad. “Es inconcebible. Que nunca más se vuelva a repetir esta chapuza", advirtió el portavoz republicano, Joan Tardà.

El PP votó en contra y tildó el texto de ser “no un proyecto de ley sino un programa electoral" y "una nueva performance" de un partido al que acusó de vivir de “tics mesiánicos y quimeras diciendo que todo lo arreglan en media hora”.

La ley de emergencia social de Podemos establece que no podrá haber cortes de suministro eléctrico a las familias con pobreza sobrevenida; prohibe los deshaucios si los afectados no tienen una vivienda donde poder quedarse; y limita los copagos para garantizar la sanidad universal.

0 Comentarios
cargando