Ir a contenido

EL GABINETE DE CARLES PUIGDEMONT

Oriol Junqueras será el único vicepresidente del nuevo Govern

El líder de ERC controlará el área económica, Munté será la portavoz y Romeva llevará Exteriors

Continuarán Vila, Jané y Borràs y entrarán Josep Rull, Toni Comín y Dolors Bassa

Jose Rico

Oriol Junqueras, Neus Munté y Raül Romeva.

Oriol Junqueras, Neus Munté y Raül Romeva.

Desencallada in extremis la investidura, el nuevo Govern que presidirá Carles Puigdemont pivotará alrededor de las tres figuras que Junts pel Sí había previsto en el acuerdo que dio forma a la coalición: Oriol JunquerasNeus Munté y Raül Romeva. Cada uno de ellos se hará cargo de una 'macroconselleria' que asumirá el control de varios departamentos de la Generalitat. Pero solo el líder de ERC tendrá rango de vicepresidente del Ejecutivo. Será además el responsable del área nuclear de todo Govern, la política económica. Así se compensa el equilibio en el próximo Gabinete entre CDC, que ostentará la presidencia, y Esquerra. El otro puntal convergente en el Ejecutivo será Munté, que mantendrá la portavocía, asumirá la Conselleria de Presidència y dirigirá toda la política social de un Govern que constará de 13 miembros.

De Junqueras dependerán cuatro departamentos: Empresa i Coneixement; Treball i Afers Socials; Agricultura, Alimentació, Ramaderia i Pesca; y Territori i Sostenibilitat. Ninguno de los actuales titulares de estas áreas repetirá en el cargo y todas las quinielas sitúan como nuevo 'conseller' de Territori a Josep Rull. El coordinador de CDC perderá con ello funciones orgánicas en un partido cuya refundación pasará ahora directamente por las manos de Artur Mas. Está previsto que el departamento de Agricultura recaiga en ERC, que piensa para este cargo en algún dirigente de las comarcas de Tarragona. Y es que el equilibrio territorial también juega un papel clave en todo Ejecutivo.

El actual responsable de Territori, Santi Vila, no abandonará el Govern, pero cambiará de cartera. Su nombre suena con fuerza como 'conseller' de Cultura, una de las áreas que tutelará Munté. Las otras tres también tienen titular oficioso: Ensenyament pasará a manos de la convergente Meritxell Borràs, que dejará así Governació; para Salut se perfila Toni Comín, exdiputado del PSC que se enroló en Junts pel Sí como independiente a propuesta de ERC; y Benestar también será con toda probabilidad para una figura independiente colocada por Esquerra, Dolors Bassa, exsecretaria general de UGT en Girona y actual diputada.

La tercera pata del Govern, el área institucional, estará comandada por Romeva, que será el responsable de la política exterior de la Generalitat, un ámbito al que se le dará empaque para internacionalizar el proceso independentista. Además, el exeurodiputado de ICV fiscalizará la acción de tres departamentos: Governació, Justícia e Interior. Se da por hecho que al frente de este último continuará Jordi Jané y para Justícia suena el nombre de Carles Mundó, que fue secretario de Mitjans de Comunicació de la Generalitat con el tripartito. Mundó ni lo confirma ni lo desmiente.

LOS QUE SALEN

A la espera de que se confirmen el resto de 'consellers', está previsto que abandonen el Ejecutivo catalán Francesc Homs (que esta semana estrenará escaño en el Congreso), Andreu Mas-ColellIrene RigauFelip PuigGermà Gordó (aunque fuentes de CDC no descartan que al final pueda quedarse), Jordi CiuranetaFerran Mascarell y Boi Ruiz.