14 ago 2020

Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

El Parlament convoca a la junta de portavoces sin el PP constituido como grupo

Forcadell pide por carta a los populares que designen un representante para asistir a la reunión

Reunión de la Mesa del Parlament de hace unas semanas.

Reunión de la Mesa del Parlament de hace unas semanas. / CARLOS MONTAÑÉS

El Parlament ha convocado una junta de portavoces ordinaria para este martes sin que el PPC esté constituido como grupo y, por lo tanto, no haya designado oficialmente un portavoz parlamentario. Los portavoces del resto de grupos han sido informados este mismo lunes de la celebración del encuentro y, según ha informado la Cámara catalana en una nota, la presidenta de la institución, Carme Forcadell, tiene previsto remitir una carta a los diputados del PPC solicitándoles que designen un representante para asistir a la reunión.

Que el PP todavía no se haya constituido como grupo ha bloqueado de momento la tramitación de la propuesta de resolución independentista presentada por Junts pel Sí y la CUP, ya que para convocar el pleno en el que debe debatirse el texto es necesaria una reunión de la junta de portavoces. El hecho de que el PP no haya designado aún un portavoz hace que la reunión de este martes sea anómala, pues será la primera vez que se haga sin representación de todos los partidos.

La intención de Junts pel Sí y la CUP es celebrar el pleno extraordinario para aprobar su resolución el 9 de noviembre por la mañana, antes de que por la tarde arranque el debate de investidura, pero para dar trámite al texto es necesario primero que se reúna la junta de portavocesEl plazo formal que tiene el PPC para constituir su grupo finaliza este viernes a las 9.30 horas, pero si Forcadell hubiese esperado a esa fecha para convocar la junta de portavoces se habría comprimido enormemente el calendario para poder celebrar el pleno extraordinario el 9-N.

De ahí que Forcadell haya decidido acelerar todos los trámites y se ha dirigido por carta a los grupos parlamentarios para convocarles a la reunión mañana martes, invocando el artículo 35.2 del reglamento del Parlament, que indica que este órgano es convocado por la presidencia de la Cámara, a iniciativa propia o a petición de dos grupos parlamentarios o de la quinta parte de sus miembros. La mayoría de Junts pel Sí en la Mesa --cuatro de los siete miembros-- garantiza que la propuesta de resolución salvará este escollo y podrá continuar su tramitación.

Se abrirá entonces un periodo de 48 horas para que los grupos presenten enmiendas al texto y, el viernes, ya con el grupo del PPC constituido y con el plazo de enmiendas finalizado, la junta de portavoces volverá a reunirse para fijar la fecha del pleno extraordinario, muy probablemente el 9 de noviembre. El conseller de la Presidencia, Francesc Homs, ha garantizado este lunes que la resolución se votará con toda seguridad la próxima semana aunque el TC acabe suspendiendo el pleno, porque existen "mecanismos alternativos para votar".