26 oct 2020

Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

Forcadell desoye a la oposición y sigue adelante con el pleno de ruptura

La Mesa tumba las peticiones de reconsideración tras reunir a la junta de portavoces sin el PP

Junts pel Sí y la CUP defienden la legalidad de su actuación y acusan de "mala fe" a los populares

J. RICO / R. JULVE / R. PASCUAL / BARCELONA

La Mesa tumba las peticiones de reconsideración tras reunir a la junta de portavoces sin el PP. / DANNY CAMINAL / VÍDEO ATLAS

Junts pel Sí ha hecho valer su mayoría en la Mesa del Parlament, con la presidenta Carme Forcadell a la cabeza, para desoir las peticiones de toda la oposición y seguir adelante con la tramitación de la declaración de ruptura con España, que se votará el lunes 9, antes del debate de investidura. En una reunión de la junta de portavoces rodeada de polémica por haberse convocado sin estar el PPC constituido como grupo, CiutadansPSC Catalunya Sí que es Pot han advertido a Forcadell de que la convocatoria de dicha reunión vulneraba el reglamento de la Cámara y que, en consecuencia, no darían validez a las decisiones que se adoptasen.

Pese a ello, los representantes de Junts pel Sí en la Mesa han dado por bueno el contenido de la reunión y han tumbado las peticiones de reconsideración de la resolución secesionista, con lo que aceleran su tramitación para que pueda votarse antes del debate de investidura. Ahora los grupos tienen dos días para presentar enmiendas al texto antes de que, el viernes, vuelvan a reunirse la Mesa y la junta de portavoces para convocar oficialmente el pleno.

Para intentar contrarrestar los argumentos de la oposición, Forcadell se ha escudado en un informe jurídico de los letrados del Parlament que avalaba la convocatoria la junta de portavoces siempre que se invitase al PPC a participar aunque no estuviese constituido como grupo. "Se ha respetado el derecho de participación de todos los grupos. Este Parlament no hace nada ilegal, hemos convocado la junta de portavoces precisamente para cumplir con el reglamento de la Cámara", ha justificado la presidenta, que ha reconocido que los populares no son aún "formalmente" un grupo parlamentario.

"MAYORÍA ABSOLUTISTA"

En la reunión de la junta de portavoces no ha participado el PPC, mientras que los portavoces de Ciutadans, PSC y Sí que es Pot han defendido que la convocatoria de la junta sin todos los grupos constituidos violaba el reglamento del Parlament. Al término de la reunión, el portavoz de Sí que es Pot, Joan Coscubiela, ha acusado a Junts pel Sí de hacer uso de su "mayoría absolutista" en la Mesa y ha comparado esta actitud con la que el PP ha mantenido en el Congreso en la presente legislatura.

"La presidenta del Parlament se ha puesto al servicio del Govern y ha aplicado la consigna del sí o sí, caiga quien caiga, que le sugería el 'conseller' [Francesc] Homs", ha afirmado Coscubiela, quien también ha considerado "falsos" los precedentes que ha esgrimido Junts pel Sí de anteriores reuniones de la junta de portavoces sin todos los grupos registrados.

Según ha explicado Coscubiela, Forcadell ha mantenido una actitud "beligerante" en la reunión de la junta de portavoces y en ella la portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira (ERC), ha advertido de que su grupo podría recurrir al Tribunal Constitucional (TC) si la Mesa atendía las reclamaciones de la oposición y frenaba la tramitación de la declaración independentista. "Resulta cómico que un grupo amenace con pedir amparo al TC después de haber presentado un escrito diciendo que no reconoce la legitimidad de ese tribunal. Ni ellos se creen el contenido de su resolución", ha censurado.

"MALA FE" DEL PPC

Rovira ha asegurado que ha hecho este comentario "en tono irónico", aunque en la rueda de prensa se ha aferrado en todo momento a la jurisprudencia estatal para justificar la posición de Junts pel Sí. "Creemos que esta junta es absolutamente válida. ¿Por qué el PPC acude invitado a la Mesa pese a no haber estado elegido para ella y, en cambio, no acude a la junta cuando también se le invita? Es una clara mala fe, un abuso de derecho del Parlament", ha denunciado. A su juicio, el contenido de una propuesta de resolución no es argumento para que la Mesa la invalide. "Quien fuerza el reglamento del Parlament es quien no le da la gana crear un grupo para evitar esta propuesta de resolución. Es un abuso de derecho", ha insistido Rovira.

La CUP se ha alineado totalmente con Forcadell y ha copiado los argumentos de Junts pel Sí sobre la "mala fe" del PPC por bloquear deliberadamente su constitución como grupo para dilatar el trámite de la resolución. "Esta Cámara respeta los derechos de todos los diputados y diputadas. No se ha negado la voz a nadie, ni se ha impedido a nadie participar", ha considerado la diputada Anna Gabriel. "El propio Xavier García Albiol admitía que no se constituían porque querían tensar la situación de cualquier forma posible. Es un acto de chulería política", ha remachado.

Por su parte, la portavoz del Govern, Neus Munté, ha reclamado el "máximo respeto" por la institución del Parlament y la figura de su presidenta. "Con descalificaciones así (en referencia a las declaraciones de Catalunya Sí que es Pot) se hace difícil cualquier tipo de diálogo, las formas han de prevalecer", ha asegurado Munté, al tiempo que también ha reclamado mesura al diputado del PPC Xavier García-Albiol por "cuestionar la figura de la presidenta recientemente escogida", informa Fidel Masreal.

Asimismo, la portavoz ha considerado que la convocatoria de la junta de portavoces "ha sido pertinente" porque tenía que decidir sobre las peticiones de reconsideración de Ciutadans y PSC. Y ha destacado que se ha realizado "con todas las garantías" porque Forcadell invitó a participar en la reunión al PPC, al no haberse constituido todavía como grupo y elegido a un portavoz.