Ir a contenido

LA RESACA DEL 27-S

Rabell descarta facilitar un Govern de Junts pel Sí aun sin Mas

Sí que es Pot garantiza que la confluencia se mantendrá en las generales pese al fracaso

JOSE RICO / BARCELONA

Lluís Rabell valora los resultados electorales de Catalunya Sí que es Pot

Lluís Rabell valora los resultados electorales de Catalunya Sí que es Pot / DANNY CAMINAL

Catalunya Sí que es Pot ha descartado por completo facilitar la investidura de un 'president' de Junts pel Sí, aunque este no sea Artur Mas. El candidato de la coalición, Lluís Rabell, ha advertido a ERC y a la CUP de que no le busquen para ayudar a forjar "un Govern de CDC con o sin Mas" y ha dejado claro que su papel en el nuevo Parlament estará "en la oposición de izquierdas". "Que cada palo aguante su vela. Tonterías, las justas", ha enviado como recado a la candidatura que encabezaba Raül Romeva, quien también ha tratado de tender puentes con Rabell.

Tras fracasar en su intento de ser alternativa a Mas y ser la primera fuerza de izquierdas, Sí que es Pot ha querido responder pronto a la mano tendida de Esquerra y la CUP, que este lunes le han ofrecido diálogo para sacar adelante la investidura. "Que se espabilen. Las elecciones han generado un mandato democrático y son ellos quienes tienen que formar gobierno. Si Junts pel Sí quiere deshacerse del lastre de Mas, ya nos lo dirán. Pero no nos encontrarán ayudando a un Govern en el que esté CDC, con o sin Mas", ha asegurado.

Rabell ha atacado duramente a la candidatura de Mas por considerar que ha "amortizado" la vía del derecho a decidir, que concitaba un apoyo mucho mayor que la independencia. En este sentido, ha alertado del riesgo de "fractura política y social" que existe en Catalunya tras haberse constatado de que la secesión no cuenta con el 50% de los votos. Y ha añadido que el objetivo de su grupo parlamentario será "evitar una situación de bloqueo político" mediante propuestas a favor de la justicia social y de un referéndum que, ha pronosticado, "se acabará abriendo paso".

LA MARCA HA RESTADO

En cuanto al resultado de la coalición (11 diputados, dos menos que ICV-EUiA en el 2012), Rabell ha reconocido que el proyecto no ha cuajado en la sociedad y no han sido capaces de neutralizar la "polarización" de la campaña electoral. "La marca nos ha complicado la vida", ha admitido con claridad antes de recordar que la confluencia se forjó deprisa y corriendo, en menos de un mes. "A veces, intentar sumar sensibilidades diferentes no es tan fácil como parece", ha recalcado preguntado por si la presencia de Podemos ha sido contraproducente.

Lo que sí ha garantizado Rabell es que, pese al revés electoral, ICV-EUiA y Podemos mantendrán su alianza cara a las elecciones generales de diciembre. Catalunya Sí que es Pot ha obtenido 366.068 votos (el 8,94%), apenas 6.363 papeletas más que las que recabó ICV-EUiA en solitario en el 2012 y una cosecha muy similar a la que consiguieron los ecosocialistas en las elecciones municipales, hace solo cuatro meses. Sin embargo, este registro empeoraba la marca lograda por la suma de Iniciativa y Podemos en los comicios europeos del año pasado: 376.148 sufragios.