01 abr 2020

Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Romeva apela a la justicia frente a la legalidad

"Hay legalidades injustas que hay que cambiar", afirma el número uno de Junts pel Sí

Una candidata de la lista unitaria anima a la abstención a los no independentistas

FIDEL MASREAL / L'HOSPITALET DE LLOBREGAT

El líder de Junts pel Sí, Raül Romeva, durante su intervención en el acto central de campaña de la formación Junts pel Sí, en la Farga de L’Hospitalet.

El líder de Junts pel Sí, Raül Romeva, durante su intervención en el acto central de campaña de la formación Junts pel Sí, en la Farga de L’Hospitalet. / TONI ALBIR (EFE)

El número uno de la candidatura de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha participado este domingo en un mítin dedicado a las mujeres, en el que ha defendido la posibilidad de vulnerar la legalidad, mediante un símil histórico en el que ha recordado la discriminación legal que existió por el color de la piel o la discriminación de las mujeres en las elecciones. "Fue porque las mujeres pidieron justicia, porque rompieron la legalidad que ahora tienen los mismos derechos que los hombres y pueden votar", ha afirmado, en un acto protagonizado por mujeres que forman parte de Junts pel Sí.

Romeva ha denunciado de nuevo "las amenazas, campaña del miedo, mentiras constantes y permanentes, de la falta de argumentos, de propuestas, de seducción que llevamos sufriendo decenios, ponemos una cosa potente: la revuelta de los sonrisas y la fuerza de las urnas".

En el acto han intervenido la vicepresidenta del GovernNeus Munté y las también candidatas Carme Forcadell Muriel Casals, entre otras.

Forcadell ha afirmado que la mejor manera de dejar de ser feministas es "dejar de ser independentistas" porque se haya logrado el Estado catalán.

Animando a la abstención

Por su parte, la también candidata Ana Surra, ha hecho la siguente afirmación: "Si no votan por la independencia, mejor que se queden en su casa y no vaya a votar, porque si no serán cómplices de la dependencia".

El acto no ha entrado en detalle de las propuestas programáticas, más allá de reivindicar la igualdad de las mujeres en todos los ámbitos, y de rendir homenaje a las mujeres luchadoras a lo largo de la historia. También se ha reivindicado que la lucha contra la violencia machista sea una "cuestión de Estado": Neus Munté ha dicho al respecto que "tenemos prisa para tener las herramientas de Estado" para luchar en este ámbito.

El acto ha finalizado con una apelación a la movilización por parte de Forcadell: "Hay el doble de mujeres indecisas que hombres, hemos de salir a la calle, dejarnos la voz y la piel, nosotras somos las que tenemos más a ganar".