ERC facilita la "censura" a la conselleria de Salut

El Parlament acusa a Boi Ruiz de provocar "degradación" y "precarizar" las condicones de los profesionales

El pleno, con el sí de ERC, fueza a la Generalitat a parar el Consorcio de Lleida

Se lee en minutos

FIDEL MASREAL / Barcelona

Nueva muestra de distanciamiento de ERC respecto al Govern de CiU pese al pacto entre ambos. Los republicanos se han abstenido en la votación de una moción del grupo de ICV-EUiA en el Parlament que "censura" las políticas de la conselleria de Salut. Una abstención que ha facilitado que el texto, muy duro contra la gestión de la conselleria, se haya aprobado, en ausencia del 'conseller' Boi Ruiz. ERC además ha votado a favor de la parte de la moción que insta al Govern a parar el proceso de creación del Consorcio de Lleida.

La parte de la moción aprobada acusa a la 'conselleria' de "haber provocado la degradación de los servicios sanitarios" y de haber precarizado las condiciones de trabajo de los profesionales sanitarios y de haber "incrementado la confusión en el sistema sanitario haciendolo al interés público cada vez más subsidiario del privado, aumentando la transferencia de recursos económicos". Esta parte de la moción se ha aprado con los votos en contra de CiU.

En cambio ERC ha rechazado la reprobación al conseller de Salut, Boi Ruiz, que ha estado ausente en el debate.

Por otra parte, Esquerra también se ha unido al resto de grupos -salvo CiU- a la hora de forzar al Govern a retirar el rpcoes de creación del Consorcio de Lleida porque no se garantiza "la participación de todos los agentes implicados en el futuro ente".

Fuentes de CiU consultadas al respecto han recordado que en la negociación presupuestaria ERC no reclamó más inversión en salud y aprobaron las cuentas. CiU ha destacado además que los republicanos no han reprobado al 'conseller' Boi Ruiz.

Noticias relacionadas

Acusaciones de racismo

En la moción el PP ha aprovechado de nuevo para defender que no se conceda a los inmigrantes "irregulares" una atención sanitaria plena, lo cual ha generado la acusación de "racismo" por parte de la diputada de la CUP Isabel Vallet. La consellera de Benestar Social i Família, Neus Munté, en un mensaje en Twitter, ha acusado a los populares de practicar un discurso "populista, excluyente e inadmisible"