03 dic 2020

Ir a contenido

Forcadell: "Nadie puede garantizar que podremos votar porque el Estado utilizará todos los recursos contra la libertad de expresión"

La presidenta de la ANC, no obstante, confía en que los ciudadanos podrán participar este domingo

ANC / BARCELONA

La presidenta de ANC recuerda que ya han llegado amenazas y subraya que el 9-N será un éxito si se abren los colegios electorales. / ANC

La presidenta de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), Carme Forcadell, se ha mostrado convencida de que este domingo los ciudadanos podrán votar pero ha admitido que "no se puede garantizar al 100%" porque "desgraciadamente" no todo depende de Catalunya. Forcadell ha cargado contra la actitud del Estado que, según ha augurado, "utilizará todos los recursos en contra de la consulta y la libertad de expresión". En este contexto, ha recordado las "amenazas" de los últimos días al Govern, voluntarios y directores de institutos, y ha subrayado que el simple hecho de abrir los locales y que todos los ciudadanos puedan votar será un "éxito". "Es un reto titánico. Tenemos un Estado en contra ", ha añadido en una entrevista con la agencia ACN.

"Es imposible garantizarlo al 100%. Ahora nosotros tenemos que dejar claro que como Govern y como sociedad civil y ayuntamientos hemos hecho todo lo posible y más para que los ciudadanos se puedan expresar. Y si en algún lugar no se puede votar no será porque no lo habremos hecho todo, sino que el Estado nos lo habrá impedido", indica Forcadell. Haya o no urnas, la Assemblea mantiene la llamada de las últimas semanas para el este domingo: "Es muy importante que a las 9 de la mañana vamos a nuestros colegios electorales a hacer cola con la papeleta en la mano para que el mundo vea nuestra voluntad".

"El éxito" de la jornada no se contabilizará por el número de personas que hayan participado al final del día." Según Forcadell, se podrá comprobar a primera hora de la mañana. "El éxito será que todos puedan votar y que abramos los colegios", destacó para luego añadir que el 9-N es un "reto titánico" porque el Estado está en contra. En caso de que finalmente se pueda votar, Forcadell apunta que las condiciones para hacerlo no serán "normales". En primer lugar porque "el Estado hará todo lo posible hasta última hora para que no se vote", pero también porque "los puntos de votación no son los habituales, no hay censo y no se han enviado cartas para explicar a la gente donde debe votar". En este sentido ha recordado que, por ejemplo, en Granollers "solo habrá 3 puntos de votación cuando en unas elecciones al Parlament hay 30".

"Queremos que sea una jornada de movilización masiva y que todo el mundo vaya a hacer cola", explica la presidenta de la Assemblea, que analizará el resultado del 9-N el mismo domingo por la noche desde el Born Centre Cultural, junto con la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals.

El ANC no pondrá urnas en la calle

Después de la última reunión del Pacte Nacional pel Dret a Decidir ha quedado claro que el Govern amparará el proceso participativo del 9-N, aunque dejará en manos de los voluntarios su ejecución final, es decir, el control de las urnas y del desarrollo de la jornada y el recuento posterior. Los datos serán posteriormente entregados al Govern, que será quien hará la comunicación pública. Una situación que satisface a la ANC, una vez se hizo evidente que la consulta planteada inicialmente, la que tenía que generar un mandato democrático, no sería posible.

En todo caso, Forcadell deja claro que la ANC no colocará ninguna urna. "Las urnas son algo muy serio. Deben estar custodiadas. Debe hacerse con legalidad y logística, con presidentes de mesa y vocales. El voto es algo muy serio", remarca. Y, si llegara un requerimiento judicial que impidiera que las urnas estuvieran dentro de los colegios electorales, la presidenta de la Asemblea también subraya que no pondrán ninguna urna en la calle. "No se pueden sacar a la calle para que en el momento en el que haces esto estás desvirtuando el sentido de la votación y de la democracia", afirma.