expolio millonario

Millet cargó al Palau gastos de su vivienda como parte de su sueldo

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT
BARCELONA

El expresidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y su mano derecha, Jordi Montull, indicaron a los empresarios que hicieron reformas y servicio de mantenimiento en sus viviendas particulares que facturaran dichos trabajos a la entidad cultural porque, entre otras justificaciones,  era un complemento a su salario, aunque también alegaron razones tributarias. El juez que investiga el expolio tomó ayer como imputados a ocho empresarios,  tal y como le ordenó el mes pasado la Audiencia de Barcelona, que aceptó un recurso de la acusación popular ejercida por la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona (FAVB).

Noticias relacionadas

Los empresarios, que también eran proveedores del Palau de la Música y están imputados por falsedad documental, admitieron que, por indicación de Montull, facturaron trabajos realizados en viviendas particulares tanto a la Fundació Palau de la Música como al consorcio con el mismo nombre, que se nutría de fondos públicos y que estaba compuesto por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el Ministerio de Cultura. Los nuevos imputados dieron por buenas en su día las explicaciones de los exresponsables del Palau y no pusieron reparos a la hora de elaborar facturas por conceptos genéricos o que tuvieran que ver con la entidad cultural, aunque los servicios prestado eran de índole privada. Millet y Montull ya confesaron estas prácticas en un escrito remitido en su día al juez.

COLOCAR CORTINAS / Los empresario añadieron que era Montull el que les indicaba a quién debían cargar sus servicios y que era él quien ideaba el concepto falso de las facturas. En los servicios particulares pagados por el Palau había cantidades importantes, pero también menores, como los 101,93 euros que costó la instalación de una Play Station en el salón de la vivienda de Montull en Teià. La entidad cultural pagó otros gastos particulares de los que fueran máximos directivos del Palau, como la colocación de cortinas, así como reformas de la cocina, instalaciones de antena o la conexión de la red telefónica en la vivienda de Millet en L'Ametlla del Vallés.