El 'plan Mas' fracasa

El 'president', que reclamaba una mayoría "excepcional", gana las elecciones pero se queda en 50 diputados y asume que su propuesta de Estado propio ha embarrancado

ERC logra arrebatar la segunda plaza al PSC mientras que el PPC sale indemne y la CUP irrumpe en el Parlament

Artur Mas, entre banderas, en el Hotel Majestic, anoche, tras conocer el resultado electoral.

Artur Mas, entre banderas, en el Hotel Majestic, anoche, tras conocer el resultado electoral. / CARLOS MONTAÑÉS

Se lee en minutos
NEUS TOMÀS / Barcelona

Artur Mas intentó ponerse al frente de laola soberanista delOnze de Setembre pero erró en el cálculo y si se descuida se lo lleva por delante. Sí,CiU ha ganado las elecciones, pero es unavictoria muy amarga puesto que lejos de obtener los votos prestados que reclamó durante toda la campaña, no ha conseguido ni retener los que cosechó hace dos años. Se ha quedado en 50 diputados, una docena menos que hasta ahora. Primera conclusión: elelectorado independentista no se fía de CiU, el conservador se ha asustado, y losrecortes aquí también pasan factura.

Quienes auguraron que el plan hacia elEstado propio queMas diseñó puede acabar en el mismo cajón que el deJuan José Ibarretxe tal vez no estaban tan equivocados. Porque a pesar del auge espectacular deEsquerra (de 10 a 21 diputados), el ascenso deIniciativa (gana 3) y la entrada de laCandidatura d'Unitat Popular (CUP) con 3 representantes, la mayoría soberanista no suma los dos tercios imprescindibles en elParlament para poder convocar la consulta, que, sí o sí, prometió el presidente de la Generalitat.

Así que, una vez conocido el mal resultado, elcandidato de CiU ayer asumió que la propuesta deEstado propio ha embarrancado aunque se reafirmó en su intención de convocar laconsulta. Y advirtió a quien piense, sobre todo en Madrid, que el proceso soberanista ha quedado abortado de que se equivoca.

ALIANZAS

Quizá alertado ya por los sondeos internos que pronosticaban unbatacazo, el'president'admitió hace unos días que sin la mayoría absoluta el proceso soberanista quedaría «debilidado», aunque no anulado. Ítaca queda muy lejos y el escenario que se abre a partir de hoy mismo es muy incierto.CiU gobernará pero no puede hacerlo sola.Esquerra está en disposición de garantizarle los 18 diputados que necesita, siempre que la federación nacionalista no levante el pie delacelerador soberanista. Mas, en un claro mensaje a los republicanos, apeló a la «responsabilidad» del resto de fuerzas para que en estas circunstancias faciliten la gobernabilidad del país. No será fácil, como reconoció el candidato de CiU ante la militancia congregada en el Hotel Majestic. La cara deJosep Antoni Duran Lleida cuando se corearon gritos a favor de laindependencia era el mejor reflejo de las contradicciones que existen en la dirección de CiU.

Poco después, un exultanteOriol Junqueraspareció recoger el guante de Mas al referirse a los tiempos complicados que se avecinan.Esquerra ha pasado página del tripartito, el electorado también, y falta por ver hasta dónde está dispuesta CiU a entenderse con la nueva Esquerra. Hay que tener en cuenta que Mas esta vez no puederecurrir al PPC(al menos de momento). Otra cosa es que, por el bien de las arcas catalanas y de muchas nóminas públicas, ambas partes, CiU y Gobierno central, estén obligados a hacer un esfuerzo para rebajar la tensión.

A falta de explorar las posibilidades de entente con Esquerra, existeuna alternativa; el PSC. Nadie sabe cómo puede responder a los cantos de sirena que lleguen desde CiU. La alianza con los socialistas --no descartable-- de entrada se antoja compleja, aunque seguro que es la que firma más de uno en Unió y por supuesto es la preferida de muchos empresarios.

CONTRADICCIÓN

A los socialistas, sus 20 escaños, elpeor resultado en unas autonómicas, les saben a gloria. Pierden ocho diputados y por primera vez en la historia dejan de ser el primer partido de la oposición. Su (único) consuelo es que los sondeos les vaticinaban todavía un resultado peor. Elvoto antirrecortes lo ha capitalizadoIniciativa que, a pesar de crecer, ha visto cómo laCUP empieza a disputarle algún voto.

El día después dePere Navarro no será mucho mejor que el deMas. Además de calmar a los de casa tiene pendiente resolver sus problemas con elPSOE. Atentos a los movimientos deCarme Chacón en Madrid y las tensiones para renegociar el protocolo de relaciones de ambos partidos.

En cambio, elPPC puedesacar pechoporque gana un diputado sin que losrecortes de Mariano Rajoy ni los deMas les hayan provocado ni un rasguño. Otra cosa es que los populares continúen arrastrando problemas de integración. Solo así se explica que sembrase los colegios electorales de jóvenes de Nuevas Generaciones procedentes de Madrid para que actuasen como apoderados.

Entre el resto de fuerzas, y aunque Mas nunca irá a buscarles, los triunfadores de la noche fueronAlbert Rivera (Ciutadans) y David Fernàndez (CUP).

El resultado gustará más o menos, pero elrécord de participación prueba que los catalanes han dado a estas elecciones la trascendencia que tenían. Ahora les toca a los elegidos gestionar lanueva etapa.

Lea lacrónica en directo de las elecciones catalanas 2012

Conozca a los 135 diputados del Parlament, cara a cara

Vea los resultados de las elecciones catalanas 2012

Noticias relacionadas

Toda la información en elEspecial Elecciones 2012

>> Lea la información completasobre el balance de las elecciones catalanas en e-Periódico.