Sánchez-Camacho considera un error unas elecciones anticipadas aunque evidenciarían el "fracaso" de CiU

El PP insta a Mas a cambiar de actitud y le avisa de que no tocan rupturas constitucionales

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho.

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho.

2
Se lee en minutos

La líder delPP catalán,Alicia Sánchez-Camacho, ha emplazado este jueves al presidente de la Generalitat,Artur Mas, a reconsiderar su actitud, y le ha advertido de que no es momento de "aventuras, incertidumbres y rupturas constitucionales". En rueda de prensa para valorar la reunión entre Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Moncloa, ha destacado la "invitación aldiálogodesde la lealtad y responsabilidad institucional" que el jefe del Ejecutivo ha hecho a Mas para renegociar la financiación autonómica en el 2013 pero sin optar al concierto económico.

"Creemos que lo que toca es estabilidad, responsabilidad y seriedad", ha continuado Sánchez-Camacho, que ha desaconsejado al presidente de la Generalitat que convoqueelecciones anticipadas y le ha advertido de que eso evidenciaría elfracasode su acción de gobierno. "En un país serio ahora no corresponden elecciones anticipadas cuando llevamos menos de dos años de legislatura. Demostrarían el fracaso de Mas", ha señalado la líder del PP catalán, que ha criticado que CiU piense más en sus intereses electorales que en los de Catalunya. La dirigente popular ha reclamado al presidente catalán que, si finalmente anticipa laselecciones autonómicas, abandone las ambigüedades y haga un programa electoral claro: "Si CiU ha apostado por una acción claramente irresponsable y de ruptura como el Estado propio, que no engañe".

La dirigente popular ha subrayado la actitud "constructiva" de Mariano Rajoy, y ha emplazado al presidente catalán a regresar a la vía del diálogo y la lealtad, y a centrarse en salir de la crisis, para hablar de un nuevo modelo de financiación para Catalunya cuando corresponda.

Falta de diálogo de Mas

Camacho, que ha conversado con el presidente del Gobierno antes de comparecer ante los periodistas, ha criticado que Mas exija un modelo de financiación "de forma unilateral y sin capacidad de diálogo y análisis".

Noticias relacionadas

Para rebatir el argumento económico como acicate del independentismo, Alicia Sánchez-Camacho ha cifrado en cerca de 11.300 millones de euros la cantidad que el Gobierno ha avanzando a Catalunya este año para afrontar sus problemas de liquidez. En concreto, la líder del PP catalán ha cuantificado en 6.260 millones de euros los anticipos entregados por el Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy a la Generalitat, a los que ha sumado los 5.023 millones de euros que Catalunya solicitó en el Fondo de Liquidez Autonómica.

Por su parte, el PP catalán --que activó la maquinaria electoral a la vuelta de las vacaciones sospechando un posible adelanto electoral-- prevé acudir a las elecciones situando en su programa su oposición a que Catalunya sea independiente.