ANTIGUOS ESCÁNDALOS VINCULADOS A LOS GOBIERNOS DE PUJOL

El Gobierno indulta a un exalto cargo de Unió condenado por corrupción

Josep Maria Servitje, exsecretario general de Treball, cumplía cuatro años y medio de prisión por malversación de fondos públicos

El PP también ha conmutado la pena de dos años de cárcel al empresario Víctor Manuel Lorenzo Acuña, exmilitante democristiano

Josep Maria Servitje.

Josep Maria Servitje. / ARCHIVO

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / Barcelona

ElGobierno del PP ha concedido elindulto aJosep Maria Servitje, exsecretario general de Treball en los gobiernos deJordi Pujol que fue condenado a cuatro años y medio de cárcel por malversación de fondos públicos, en elcaso Treball, y que ahora solo tendrá que pagar una multa de 3.600 euros.

Militante deUnió Democràtica, Servitje participó en el desvío de 46.157 euros de fondos públicos a través de la adjudicación de estudios plagiados o de nula utilidad. Esta práctica se llevó a cabo durante el mandato delconsellerIgnasi Farreres (1988-1999), que fue juzgado y absuelto. El Ejecutivo central también ha conmutado la pena al empresarioVíctor Manuel Lorenzo Acuña, exmilitante democristiano y a quien se le otorgaron los contratos y resultó beneficiado económicamente. Fue condenado a dos años y tres meses de prisión y, al igual queServitje, ahora únicamente deberá abonar 3.600 euros de sanción.

Noticias relacionadas

Los indultos han sido publicados este martes en elBoletín Oficial del Estado, pero fueron aprobados por elConsejo de Ministros el pasado 17 de febrero. Según la sentencia de la Audiencia de Barcelona que condenó a Servitje en el 2009, y que fue ratificada al año siguiente por elTribunal Supremo, entre los años 1994 y 1995, cuando era secretario general de Treball, autorizó el pago de ocho estudios realizados por las empresas Socesca y Gestumer, gestionadas porLorenzo, exconcuñado del diputado deUnió Josep Sánchez Llibre. Los magistrados consignaron que los dos acusados se pusieron de acuerdo para que el empresario dispusiera del dinero obtenido para beneficio propio "y/o de terceros cuya identidad no ha quedado revelada".

Servitje confeccionó los correspondientes expedientes sobre dichos informes y se encargó de su tramitación, sin conocimiento de los servicios administrativos del departamento. De los ocho estudios, cuatro no tenían contenido real y otros eran copias de publicaciones. En ninguno de ellos constaba el autor, ni había notas a pie de página ni bibliografía. Además, algunos incluían referencias a normativa laboral ya derogada o incorrecta. El fallo judicial destacó que, pese a que los responsables deTreball firmaron las autorizaciones de encargo y de pago de los documentos (cuatro por subvención y el resto por contratación), soloServitje conocía esas irregularidades y, por eso, le condenaron por prevaricación y malversación, igual que aLorenzo. Este último empresario ya había sido condenado por un caso similar en el Consorci de Turisme de Catalunya.