NEGOCIACIONES POSELECTORALES

ICV ofrece a CiU un pacto contra el PP en la Diputación de BCN (15-06-2011)

Iniciativa propone un tripartito con ERC para blindar el autogobierno

1
Se lee en minutos
JOSE RICO / Barcelona

ICV-EUiA advirtió después de las elecciones municipales de que su rechazo a CiU como socio de gobierno tenía algunas excepciones si se daban causas de fuerza mayor que lo justificasen. Los ecosocialistas han encontrado alguna de esas razones en la Diputación de Barcelona, institución que dejarán de controlar próximamente tras la alianza fraguada entre CiU y el PPC. Ese pacto parece de largo alcance, como explicó ayer, satisfecha, la líder popular, Alicia Sánchez-Camacho, pero Iniciativa intenta convencer a los nacionalistas de que dicho acuerdo se limite al reparto de cargos y sea inocuo en la gestión diaria la diputación.

El diputado de ICV-EUiA Jaume Bosch ha ofrecido a CiU dos posibles alternativas para aislar a los populares: el cordón sanitario (un pacto de cuatro con la ayuda del PSC y ERC) y un inédito tripartito que incluiría a Esquerra, pero que dejaría también fuera de juego a los socialistas. A juicio de Bosch, una entente entre CiU, ICV-EUiA y ERC, que suman 26 de los 51 diputados provinciales, permitiría «garantizar la lealtad de la diputación a la nueva organización territorial de Catalunya en veguerías» y blindaría «una nueva tanda de traspasos estatutarios a la Generalitat». «Iniciativa y Esquerra han demostrado que apuestan por un nuevo papel de los organismos supralocales. Es utópico pensar que el PPC avanzará en esa dirección», arguye Bosch.

Noticias relacionadas

Los ecosocialistas respetan el acuerdo entre convergentes y conservadores, a pesar de que consideran que está «basado en intereses de partido», pero ofrecen un «pacto institucional» paralelo para las decisiones políticas del día a día. La segunda alternativa, el cordón sanitario, que sumaría 45 diputados, aseguraría, según ICV-EUiA, «la labor de respaldo económico a los ayuntamientos» y el mantenimiento de «instrumentos de normalización lingüística», todo ello a partir de una «visión catalanista y abierta al mundo».

Codecisión

Sin embargo, Sánchez-Camacho dejó claro que los acuerdos CiU-PPC para la Diputación de Barcelona, que van ligados a los que hoy permitirán tramitar los presupuestos de la Generalitat, son muy sólidos y, más allá de la distribución de áreas, están basados en la «codecisión» en el gobierno provincial.