Momento de tensión

Will Smith abofetea a Chris Rock en el escenario de la gala de los Oscar | VÍDEO

El presentador se había referido al look capilar de Jada-Pinkett Smith

El intérprete gana minutos después del incidente el premio al mejor actor

Will Smith abofetea a Chris Rock en la gala de los Oscar. / REUTERS / BRIAN SNYDER / VÍDEO: EFE

4
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

La de este domingo debía ser la noche de gloria de Will Smith, una en la que, en su tercera nominación, y como ha acabado sucediendo, el intérprete negro ha ganado su primer Oscar como actor por su trabajo en ‘El método Williams’. Por una agresión física a Chris Rock frente a la audiencia y las cámaras estos Oscar han quedado, sin embargo, como uno de sus momentos más bajos, y uno que le perseguirá ya siempre.

Lo sucedido tampoco deja en buen lugar a la Academia de Hollywood, que ha emitido luego un tibio comunicado diciendo que "no condona la violencia en ninguna forma" pero ha seguido con la gala, que ha incluido además el premio (y el aplauso) para Smith.

Un chiste de mal gusto, respuesta violenta

Rock estaba presentando el Oscar a mejor documental cuando ha hecho una broma sobre Jada Pinkett Smith, la esposa del actor. En referencia a su aspecto, el cómico ha dicho que estaba deseando verla en la segunda entrega de 'La teniente O’Neil', la película en que Demi Moore se rapaba la cabeza. El problema es que Pinkett Smith decidió raparse tras sufrir problemas de alopecia, de los que ha hablado públicamente.

Smith en ese momento ha subido al escenario y ha propinado un sonoro sopapo, con la palma de la mano abierta, a Rock. La audiencia se ha quedado estupefacta e inicialmente algunos han pensado que podía tratarse de un ‘gag’ preparado. Pronto ha quedado claro que la agresión no estaba en el guion y cuando Rock ha dicho: ‘”Guau, tío, era una broma sobre ‘La teniente O’Neal’“, Smith le ha gritado dos veces ya desde su asiento: “¡Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu puta boca!”. Los espectadores que seguían la gala por televisión en Estados Unidos no han podido oírlo y, en un país que censura las palabras malsonantes, ha habido cerca de 15 segundos de la retransmisión sin sonido.

Shock

El manotazo ha provocado el shock entre los presentes y un auténtico terremoto en la prensa y las redes sociales. Sean Combs, Diddy, que ha salido a presentar el siguiente premio, ha dicho: “Will y Chris, vamos a solucionar esto como familia. Ahora vamos a seguir adelante con amor”. Otros en sus discursos o presentaciones han hablado de amor y paz. Y también cuando ha reaparecido Amy Schumer, una de las tres presentadoras de la gala, ha hecho una broma para tratar de aligerar el ambiente. “¿Me he perdido algo?”, ha preguntado.

Lo sucedido, en cualquier caso, no era cuestión de risa. Denzel Washington y Tyler Perry, dos negros que son figuras totémicas en el mundo del cine, se han acercado a hablar con Smith en la primera pausa para los anuncios, aparentemente consolándolo. También lo ha hecho en todas las pausas la publicista del actor. Y luego ha llegado el momento que se daba por seguro y que ha cobrado una dimensión especial: el triunfo de Smith como actor por la película donde interpreta a Richard Williams, el padre de las tenistas Venus y Serena Williams. Y ha llegado un discurso que quizá, dado el momento de estrés emocional, no debería haber dado.

Conteniendo a duras penas las lágrimas que luego no le abandonarían en toda su intervención, Smith ha empezado diciendo que “Richard Williams fue un feroz defensor de su familia”, una frase que ha sonado a justificación de lo que había hecho a Rock para defender a su esposa. No ha sido la única.

 “En mi vida estoy siendo llamado a amar a la gente y proteger a la gente y ser un río para mi gente”, ha proseguido. “Sé que para hacer lo que hacemos tienes que ser capaz de aguantar abuso, que la gente diga locuras sobre ti. En este negocio tienes que ser capaz de aguantar que la gente te falte al respeto y tienes que sonreír y pretender que está bien”.

Luego Smith ha mencionado la frase que le ha dicho Denzel Washington cuando se ha acercado a hablarle después de que golpeara a Rock. “En tu momento más alto ten cuidado. Es entonces cuando el diablo viene a por ti”.

Smith ha seguido, entre lágrimas y ha pedido disculpas a la Academia y a los otros nominados, pero no a Rock. “El arte imita a la vida. Parezco el padre loco, lo mismo que decían de Richard Williams”, ha dicho, y a continuación ha pronunciado una frase que ha generado aún más polémica, por su eco de un mensaje demasiado frecuente en casos de violencia de género: “el amor te hace hacer locuras”.

Noticias relacionadas

Smith ha cerrado el discurso diciendo: “espero que la Academia me vuelva a invitar”.

En la sala de prensa se ha pedido que no se hicieran preguntas sobre lo sucedido a Smith cuando llegara, pero al final el actor ha decidido no comparecer ante los periodistas acreditados . Es, en cualquier caso, solo cuestión de tiempo que Smith tenga que afrontar interrogantes. Porque el incómodo episodio y el amargo sabor que ha dejado han sido, para desgracia del resto de ganadores, la historia de los Oscar. Y la imagen de Smith queda empañada por su recurso a la violencia física, haciendo además un flaco favor a la comunidad negra.