Artículo de José María Raya

José María Raya

Catedrático del Tecnocampus-UPF.

José María Raya

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

No hay mercado de alquiler sin tenedores: 'Session #52' vs 'Session #53'

Pequeños propietarios se retiran del mercado de alquiler de pisos

Hay que incentivar que salgan al mercado las viviendas vacías y ello requiere sentirse protegido, seguridad jurídica

Cartel de un piso en alquiler en el Eixample, en Barcelona.

Cartel de un piso en alquiler en el Eixample, en Barcelona. / Jordi Cotrina

No hay mercado del alquiler sin oferta. No hay mercado de alquiler sin inversores que quieran alquilar sus pisos. No hay mercado de alquiler sin tenedores (pequeños y grandes). Sin oferta hay escasez. Y buscar un piso se convierte en hacer un 'casting'.

Es cierto, los alquileres están carísimos. No solo ocurre en Barcelona y su área metropolitana, es un fenómeno común en muchas grandes ciudades. Hay que tratar de hacer políticas que reviertan la situación: necesitamos más oferta. Hay que producir vivienda social con colaboración público-privada, con acuerdos que beneficien a todos, o no se producirán. Recordemos que más del 75% de la vivienda social ha sido producida por el sector privado. Hay que incentivar que salgan al mercado las viviendas vacías y ello requiere sentirse protegido, seguridad jurídica (blanquear la ocupación no ayuda). También requiere bonificaciones fiscales si aportas una vivienda al mercado, incentivos más generosos si esa vivienda se dedica a alquiler social. Como intervención cortoplacista, acuerdos con grandes tenedores (de los de verdad) para que cedan al sector público sus viviendas temporalmente. Sí, todo ello requiere recursos. Si valoramos la importancia que tiene la política de vivienda para nuestros gobernantes según el presupuesto público que le dedican (una cuarta parte de la mediana de la UE-28), nos daremos cuenta de que es muy poca. Si de verdad la vivienda es un 'rolex' para nuestros gobernantes, no deben tratarla en sus presupuestos como un 'casio'.

Y lo que seguro no necesita el mercado de la vivienda son regulaciones que van en contra del objetivo. En un reciente 'policy brief' de la Cátedra APCE-UPF explicamos que la ley de limitación de alquileres vigente en Catalunya durante un año y medio ha reducido la oferta de alquiler en un 15%. Son los resultados de una evaluación científica rigurosa y con los datos adecuados de José García Montalvo y Joan Monras. No es algo nuevo, regular los alquileres siempre ha tenido este efecto y hay una abundante literatura científica al respecto. ¿Por qué cíclicamente hay quien se empeña en volver a implantarla? Pues porque es a coste 0 para la administración y porque es una política muy fácil de vender. Es el ‘hit’ de Shakira y Bizarrap de la política de vivienda. La limitación de alquileres ‘factura’ votos. Por ello, fíjense que ya se quiere limitar también los precios de alimentos, a saber qué será lo próximo. Es la política mágica. ¿Por qué no se le habrá ocurrido a nadie antes? Para que no suban los precios, ¡limitémoslos! La pena es que el efecto es la expulsión de la oferta, que vende sus inmuebles o se va a mercados alternativos. Justo lo que no queremos, más escasez, más 'casting'. Y seguramente, los primeros en irse son los más débiles, los pequeños tenedores, que hacen lo lógico en presencia de inseguridad jurídica e incertidumbre legislativa. 

Usando de nuevo la viral 'Session #53' de Shakira y Bizarrap, no queremos que el propietario "coja un avión". Queremos que se quede, que sin él "la noche duele", como dice la 'Session #52' de Bizarrap y Quevedo.