Artículo de Sílvia Cóppulo Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Black Friday para el colesterol

El Blak Friday consiste en una estrategia comercial masiva a la cual se le añade el ‘márketing’ individual

1
Se lee en minutos
Un comercio anuncia una rebaja del 20% durante el Black Friday del año pasado.

Un comercio anuncia una rebaja del 20% durante el Black Friday del año pasado. / ELISENDA PONS

Nunca hubiera imaginado que el Black Friday entraría en mi vida a partir de las píldoras contra el colesterol. Caras como las venden en la farmacia de la esquina, las busco por internet, y el Black Friday me las ofrece hoy con un 8% de descuento. Empiezo a echar cuentas y, con la tarjeta de crédito en la mano, tecleando la numeración en la pantalla, estoy a punto de comprar los 12 frascos de todo un año. ¡Abajo los triglicéridos! De repente, un sudor frío me empapa y cierro el ordenador. ¡Qué locura!

El 25 de noviembre es Black Friday. Con días de antelación, grandes cadenas, cada vez en mayor número de sectores, ofrecen productos con descuentos para incentivar las compras antes de Navidad, en esta época en que la inflación cabalga libre y los precios se desbocan. El Blak Friday, pues, consiste en una estrategia comercial masiva a la cual se le añade el ‘márketing’ individual.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Cada uno de nosotros ofrecemos nuestro perfil personal, que evoluciona al hacer clic en una página web. Las marcas saben más y más de nosotros, clientes potenciales. Saben acerca de nuestros productos favoritos, de nuestra sensibilidad a las promociones o sobre cuál es nuestro canal preferido de comunicación. Las plataformas recopilan datos, crean algoritmos y la inteligencia artificial hace el resto. Si hemos mostrado interés en vestidos de flores y abrimos regularmente los ‘e-mails’, la herramienta nos propondrá oportunidades, incluso utilizando sinónimos para captarnos. Ofreciéndonos recompensas y códigos con promociones exclusivas, nos crean un sentido de urgencia.

A raíz de las píldoras para el colesterol, reflexiono: ¿cómo controlar que el Black Friday no me ahogue en el río de la compra por impulso, adaptada a mi circunstancia, prometedora de una felicidad exprés que se desvanecerá al rato de dejar la tienda física o virtual?  ¿Lo acepto cual tradición prenavideña? ¡Qué presión! Y en la pantalla aparece: aceite de ajo, espino blanco y hojas de olivo. 100% ingredientes naturales. Descuento en compra recurrente. Entrega gratis el próximo lunes. Para la salud cardiovascular y la tensión.

Temas

Black Friday