Apunte

Urnas en el Cercle d'Economia

La entidad se ve abocada a elegir entre al menos dos candidatos por primera vez en 64 años

2
Se lee en minutos
Pedro Sánchez y Faus en el cercle d’economia

Pedro Sánchez y Faus en el cercle d’economia / Ferran Nadeu (EPC)

En el Cercle d'Economia están cerca de romper con la tradición. Siempre ha habido un solo candidato de consenso para presidir la entidad a propuesta de la propia junta directiva saliente de la que, además, solía formar parte.

Sesión en el Cercle con Rosa Cañada

/ El Periódico

En esta ocasión, son dos las personas de prestigio que optan a relevar en el cargo a Javier Faus: el exconsejero delegado del Banc Sabadell y presidente del patronato de Esade; Jaume Guardiola, que es además miembro de la junta directiva actual actual; y la presidenta de la fundación Tanja y de Trea Capital Partners, Rosa Cañadas, que formó parte de las juntas del Cercle con Antón Costas, Josep Piqué y Salvador Alemany como presidentes.

Los intentos de que forjaran una candidatura única para dirigir este prestigioso foro de opinión que aglutina una representación transversal de la sociedad civil, han fracasado y todo apunta a que por primera vez en 64 años los alrededor de 1.300 socios de la organización tendrán que elegir al menos entre dos opciones. Habrá, por tanto, esa disputa electoral que siempre se ha intentado evitar.

Jaume Guardiola, durante una presentación de resultados de la entidad.


/ FERRAN SENDRA

Noticias relacionadas

Ni siquiera existe unanimidad en el que podría considerarse el 'senado' de la entidad, integrado por expresidentes, quienes solían dar el visto bueno al candidato. En diciembre se recuperó la tradición de reunirlos para abrir el proceso electoral. Entonces, la junta directiva presidida por Faus, que estará en el cargo hasta la tradicional reunión anual del 4 al 6 de mayo próximos, propuso a Guardiola, pero el 'senado' le instó a buscar el consenso con la otra optante y si no, poner las urnas.

El intento fracasó. Y tanto Guardiola como Cañadas, que en caso de ganar sería la primera mujer al frente del Cercle, han empezado a moverse para recabar apoyos, en una especie de soterrada campaña electoral. Para relevar a Faus, por tanto, que al inicio de su mandato mantuvo un rifirrafe con expresidentes y socios por su estilo de gestión, algo que luego se aletargó, parece que finalmente habrá que votar y elegir. De hecho, nada de lo que preocuparse.