Pros y contras

#IDRepublicana

El nuevo carnet sirve de ayuda a las arcas del Consell per la República Catalana y como un modo como otro de señalar afines o desafectos

Se lee en minutos
Carnet del Consell per la República Catalana

Carnet del Consell per la República Catalana

Gracias, Waterloo, por ofrecernos algunas pinceladas de humor. Ahora, el carnet de Identitat Digital Republicana. Carles Puigdemont hace campaña en Twitter: “La República en tus manos. Ya he recibido la tarjeta con el QR de mi Identidad Digital Republicana. Pídela ya en la web del Consell y vayamos desconectando del Estado”. La campaña no es muy original. Bancos, supermercados, librerías, clubs deportivos, hasta bingos…No hay negocio que no haya lanzado su tarjeta de fidelización de clientes jugando con la misma imagen e idéntico slogan. Parece que la épica de las campañas publicitarias a favor del ‘procés’ ha cedido el paso a las promociones más prosaicas. 

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

¿De qué sirve la ID Republicana? En el mundo real, más bien para poco. Una ayuda a las arcas del Consell per la República Catalana (la tarjeta física cuesta 12 euros, 6 la virtual) y una seña para identificarse en la web del Consell o ante aquellas empresas o entidades que se sumen a la iniciativa (un modo como otro de señalar afines o desafectos). Pero, sobre todo, este nuevo malabar es una oportunidad para mantener viva la prosa ‘procesista’: “Vayamos desconectando del Estado”. Arriba esa sonrisa.