Consell per la República

Puigdemont impulsa un 'DNI catalán' de pago que no permite trámites con la Generalitat

  • La iniciativa del Consell per la República busca crear una futura "estructura de estado"

Carnet del Consell per la República Catalana

Carnet del Consell per la República Catalana

Se lee en minutos

El Periódico

El Consell per la República, que lidera el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha lanzado un carné que, bajo el nombre de Identitat Digital Republicana (ID), pretende ser una futura "estructura de estado", a modo de 'DNI catalán', aunque no servirá para hacer trámites con la administración catalana "a corto plazo" porque, según justifican sus impulsores, la Generalitat "sigue siendo autonómica". Pese a ello, habrá que pagar entre 6 y 12 euros para obtenerlo.

"Lo que estamos haciendo es preparar una estructura de estado", resumen desde el Consell per la República, que también buscan crear comunidad, cohesión y conciencia de colectivo en clave de 'Països Catalans'. Sí destacan que se podrán hacer trámites "que el Estado no controlará, o desconocerá", y que otro de los objetivos que buscan con la ID es crear espacios de soberanía y de empoderamiento del ciudadano.

También explican que para obtenerla hay que pedirla en la web o darse de alta en el Consell per la República, y que con el carné se podrá votar y participar "como ciudadano del registro republicano del Consell", y que también se podrá solicitar un QR único e intransferible asociado a la ID que aparecerá en la aplicación del órgano indepedendentista. En caso de que alguien quiera tener el carné en mano, lo podrá solicitar y lo recibirá con el QR, que también tendrá digitalmente.

Además de la identificación personal que supone la ID, el Consell per la República quiere que de ella se deriven beneficios sociales en ámbitos relacionados con el consumo estratégico, entidades sociales, medios y clubs, y por ello trabajan para "ampliar" el listado de entidades, empresas, ONG, plataformas sindicales, fundaciones y asociaciones que estén dispuestas a utilizarla e integrarla en sus sistemas.

"Suele ser un proceso lento porque cada entidad tiene diferentes caminos para aprobarlo y no suelen ser rápidos", avisan desde el Consell per la República, que defienden que la fuerza del uso de la ID la dará la gente a medida que se implemente en el territorio.

Te puede interesar

La ID con QR tiene un precio de 6 euros, y los que quieran pedirla de forma física (que incluye también el QR) aumenta hasta los 12 euros, y el material del carné es de bambú, y no de plástico, por ser una materia biodegradable. El carné no caduca y, en caso de pérdida o de robo, se podrá cancelar a través de la web o de la aplicación del Consell per la República.