Máximo galardón

La catástrofe de Louise Glück

La escritora confesó en una entrevista que "no estaba preparada" para recibir el Premio Nobel de Literatura

Se lee en minutos
Louise Glück, cuando ganó el National Book Awards, en el 2014.

Louise Glück, cuando ganó el National Book Awards, en el 2014. / ARCHIVO / AFP

Hace unos días, una llamada despertó a la poeta estadounidense Louise Glück. Era la Academia Sueca, le comunicaban que le habían concedido el Premio Nobel de Literatura. La encontraron descentrada, confusa (no hay para menos). Ese día el teléfono no dejó de sonar. Al día siguiente la autora confesó en una entrevista al 'New York Times': «No estaba preparada para esto».

Al parecer, Glück ha llevado mal los últimos meses. Acostumbrada a una intensa vida social, no logró escribir nada durante el confinamiento. Lo hizo, por fin, en verano, y dio a la imprenta su último libro, aún inédito, titulado 'Winter Recipes From The Collective' (Recetas invernales del colectivo). Luego, regresó a sus clases en Harvard. Y ahora, esto. Su figura y su vida bajo los focos. Una pesadilla.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sus palabras me recordaron a las de la polaca Wislawa Szymborska, premio Nobel de Literatura en 1996, quien siempre se refirió al galardón como «la catástrofe». Para ella, la celebridad repentina que el premio le otorgó, la obligación de atender a los cientos de periodistas, editores, felicitaciones, compromisos y el perjuicio que todo ello causó a su vida, no fue ni mucho menos motivo de alborozo. En cuanto pudo regresó a sus viejas costumbres: cenas con amigos en las que cocinaba ella, visitas al café Nowa Prowincja y discreción. Nunca se mudó de su barrio periférico. Nunca se comportó como una celebridad. Siguió escribiendo de lo que Glück denomina —las palabras sirven a ambas— «las alegrías y las luchas de la gente, que vienen al mundoy más tarde es obligada a marcharse». El Nobel solo fue una suerte para nosotros, los lectores, porque gracias a él pudimos leerla.

Noticias relacionadas

En el caso de Louise Glück, no hay que esperar. La maravillosa editorial Pre-textos publica sus poemarios desde hace años. Uno de ellos —'Nit fidel i virtuosa'— está disponible también en catalán, en la independiente Edicions del Buc, para quienes tal vez el premio Nobel suponga una nueva vida. Ya se sabe: las catástrofes traen cambios, y no todos han de ser malos.