10 jul 2020

Ir a contenido

UN RETO IMPRESIONANTE

Alejandro Valverde, ganando la séotima etapa de la Vuelta a España del 2019.

Sin tridente

Mónica Marchante

Movistar Team reveló este miércoles que variará su estrategia para las tres grandes Vueltas esta temporada. En un año atípico para el ciclismo, uno de los deportes que más tarde echó la persiana a la competición, el 28 de julio es ahora mismo el día “D”.

Ese día el equipo que dirige Eusebio Unzué volverá a competir,y seguirá con la Strade Bianche del 1 de agosto como primera carrera World Tour. En Burgos saldrán las tres referencias del equipo, Alejandro Valverde con su maillot de campeón de España, Enric Más que sólo pudo acumular 9 días de competición vestido de azul, y Marc Soler, el elegido para liderar a la formación telefónica en el Giro de Italia.

Valverde al servicio de Más

En 2015 tres de los dos puestos del cajón de París fueron ocupados por Nairo Quintana y Alejandro Valverde, segundo y tercero tras Chris Froome. Y en 2016 el colombiano repitió siendo tercero. Ya con Mikel Landa en sus filas, en los dos últimos años Movistar Team apostó por la discutida estrategia de llevar a sus tres líderes al Tour de Francia. No funcionó, pese al premio de consolación del podio como mejor equipo.

El 29 de agosto, Valverde, con sus 40 años cumplidos, pondrá toda su experiencia al servicio de Más, llamado a ser la gran estrella del equipo a corto y medio plazo. Ambos repetirán en la Vuelta a España donde el mallorquín ya ha demostró su buen hacer en 2018. Y Marc Soler, que hace unos meses en Cortals d’Encamp braceaba enfadado por tener que esperar a Nairo, tendrá la gran oportunidad de demostrar si tiene una carrera de la envergadura de la “corsa rosa” en sus piernas.

El ciclismo y sus patrocinios viven tiempos de zozobra. Sin carreras, sin televisión y sin presencia en los medios, más de un equipo Word Tour peligra, muchos salarios se han reducido drásticamente y algún equipo desaparecerá. Enric Más, conocedor de la incertidumbre que vive el pelotón fue sincero ayer: “la tranquilidad de estar en Telefónica me ha hecho ir a la cama tranquilo cada noche”.La conexión es óptima…¿sin tridente habrá paraíso?