Ir a contenido

Editorial

Los acuerdos que sí son posibles

Al electorado de izquierdas le cuesta entender que el acuerdo que ha sido posible en instancias de poder autonómico y municipal no lo sea para la Moncloa

firma editorial cast

El Periódico

Toma de posesión de Isabel Díaz Ayuso de la Comunidad de Madrid.

Toma de posesión de Isabel Díaz Ayuso de la Comunidad de Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA

El mapa de la distribución de poder autonómico tras las elecciones del pasado 26 de mayo deja a 13 de las 17 comunidades gobernadas por coaliciones. Nunca antes habían existido tan pocos ejecutivos autonómicos monocolores, después de que el surgimiento de un nuevo sistema de partidos en los últimos años haya convertido ya en auténticas rarezas las mayorías absolutas. Solo en un caso, Asturias, un Gobierno que no ha conseguido la mayoría absoluta gobernará en solitario. En los restantes, los socios de gobierno (en ocho comunidades de izquierdas, en otras cuatro, derechas, y en el caso de Catalunya, independentistas, consagrando un panorama de bloques impermeables) se han distribuido las responsabilidades de gobierno.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Al electorado que votó las distintas opciones de izquierdas le cuesta entender que el acuerdo que ha sido posible en instancias de poder autonómico y municipal no lo sea, en cambio, a la hora de formar un nuevo Gobierno en la Moncloa. Las encuestas favorables que maneja el PSOE pueden alentarle a tomar de nuevo el camino de las urnas. Pero diversos riesgos, desde llegar sin Gobierno a finales de año en un horizonte lleno de turbulencias, que el acuerdo con Podemos siga siendo necesario, pero aún más difícil de construir, o la más remota posibilidad de que pactos como los alcanzados en Madrid o Andalucía sean viables a nivel nacional, obligan tanto al PSOE como a Podemos a agotar las posibilidades de alguna fórmula de acuerdo.