Ir a contenido

análisis

Entrenamiento del Barça en Sant Joan Despí antes de viajar a Budapest..

JOAN CORTADELLAS

La historia es vuestra

Mónica Marchante

El Barça tiene su final de Champions y este sábado puede hacer historia. Pero esta vez no serán ellos sino ellas. Por primera vez en 10 años la UEFA ha situado la final femenina en una ciudad distinta de la masculina, con la clara intención de otorgar el protagonismo que merece la máxima competición femenina de Europa. El Ferencváros Stadium de Budapest, sede habitual de la final de la copa húngara masculina y de los partidos de la selección, recibirá a FC Barcelona y Olympique de Lyon.

Será la primera final a la que acceda un equipo español, mientras que su rival, lo hará por octava vez, de las que en cinco logró alzarse con el título. El equipo galo lleva casi una década dominando la competición, siendo el primero en alcanzar cuatro finales consecutivas, logrando el título en tres seguidas. El Barça es el decimotercer club en jugar una final de UWCL, e incluye a España en una lista que ya completaban Francia, Alemania, Suecia, Rusia, Inglaterra y Dinamarca, países con presencia en las finales disputadas hasta ahora.

Pese a su claro favoritismo, lleva 29 goles en la competición, 11 más que su rival, hay algo que al Lyon le es imposible alcanzar ante el club catalán. En caso de ganar esta final, el Barça sería el primer club en tener en sus vitrinas la Champions femenina y masculina. Un hito difícil de alcanzar para algunos de los grandes clubes de Europa.

El rival de las 'culés' ha sufrido para ganar sus tres últimas (y consecutivas) finales, logrando el triunfo en la tanda de penaltis en 2016 y 17 y en la prórroga el pasado año. No lo tendrán fácil tampoco esta vez. Sandra Paños, la portera del Barça, no ha encajado ningún gol en los últimos 7 partidos europeos del equipo. Eso sí, la experiencia inclina la balanza hacia Francia, donde Sarah Bouhaddi, Renard Le Sommer han estado en las cinco finales ganadas por el conjunto francés, y las dos primeras en las 7 disputadas por el Lyon.

El paso cambiado de Florentino Pérez

En pleno auge del futbol femenino de clubes y selección, con el segundo Mundial en puertas para la selección española, y el récord de asistencia del Metropolitano aún reciente (60.739), cuesta entender que el club más laureado de Europa en la Champions, el Real Madrid, siga dando la espalda al futbol y al deporte femenino. Una obstinación nada acorde con los tiempos y con la “universalidad” que pregona Florentino Pérez. Sin mujeres, el universo es la mitad… Lo sabe bien Ada Hegerberg, la mejor jugadora del mundo, que se ha bajado del Mundial reivindicando las mismas condiciones para futbolistas hombres y mujeres. Su última gran cita de la temporada, será frente al Barça de Lieke Martens.