Ir a contenido

LA CLAVE

Oriol Pujol Ferrusola.

ALBERT BERTRAN

La calculadora de Oriol Pujol

Luis Mauri

Fèlix Millet y Jordi Montull robaron 30 millones y han pasado en la cárcel 25 y 22 días, respectivamente. Oriol Pujol cobró 400.000 euros en sobornos y saldrá de la cárcel en régimen abierto tras 70 días de encierro, ni uno más

La justicia no se administra con ecuaciones algoritmos. Los tribunales requieren un margen para interpretar la ley y contextualizar la acción criminal. La justicia no se rige por fórmulas matemáticas, lo cual no significa que las matemáticas no sean justas. 

Hagamos unas cuentas sencillas. Oriol Pujol, exdirigente de Convergència e hijo del patriarca nacionalista Jordi Pujol, fue pillado por cobro de comisiones ilegales y amaños en la concesión de estaciones de ITV. El exdiputado había mordido casi 400.000 euros con la complicidad de su esposa, Anna Vidal, la encargada de recibir los sobornos.

El fiscal pidió cinco años y dos meses de cárcel para Pujol y tres años y cuatro meses para Vidal. Pero un pacto entre las partes evitó un juicio con jurado popular, que probablemente habría sido más severo. Pujol aceptó una condena de dos años y seis meses y su esposa, una de 15 meses que eludió con el pago de 83.000 euros.

Aberración indicativa

Ahora viene el cálculo matemático. Una aberración desde el punto de vista jurídico, en efecto, pero también un indicador del humor social. Pujol y su esposa suman tres años y nueve meses de condena por un botín de 400.000 euros. Es decir, un año por cada 106.000 euros. Si excluimos a Vidal, que eludió la condena con el pago de una multa, cada año sale por 160.000 euros.

Fèlix Millet, Jordi Montull, su hija Gemma y el extesorero de CDC Daniel Osàcar suman 26 años y un mes de condena por el saqueo del Palau de la Música. El botín, 30 millones de euros. Es decir, un año por cada 1,15 millones.

Las cosas se ponen feas

Si no eres un prócer de la patria, las cosas se ponen más feas. En el 2016, un joven fue condenado a cinco años en Granada por pagar 556 euros con una tarjeta falsa: un año por cada 111 euros estafados. En Málaga, un hombre recibió una pena de dos años y cuatro meses por gastar 9.300 euros con una tarjeta robada: un año por cada 4.052 euros.

Quien quiera sofisticar la ecuación, puede introducir otra variable. Millet ha pasado solamente 25 días en prisión. Montull, 22. Y Pujol saldrá de la cárcel en régimen abierto el próximo jueves: habrá estado encerrado 70 días, ni uno más. A ver qué dice la calculadora.