Ir a contenido

Editorial

Trapero defiende a los Mossos frente al Govern

La revelación del plan para detener a Puigdemont culminó la línea de crítica a los políticos que presidió la declaración del mayor

Josep Lluís Trapero y su abogada, Olga Tubau, en su comparecencia en el Tribunal Supremo.

Josep Lluís Trapero y su abogada, Olga Tubau, en su comparecencia en el Tribunal Supremo. / SEÑAL TRIBUNAL SUPREMO

El mayor Josep Lluís Trapero podía haberse negado a testificar ante el Tribunal Supremo por estar procesado en la Audiencia Nacional. No solo no lo hizo, sino que, durante cinco horas, contestó a todas las preguntas y detalló de manera firme, seria y concienzuda todo lo que vivió durante los hechos de septiembre y octubre del 2017. Su declaración constituyó una defensa sin fisuras de la actuación de los Mossos y de su intención de cumplir siempre la legalidad. Hasta el punto de que reveló que el 27-O, día de la DUI, se dirigió a las autoridades judiciales para ponerse a su disposición y afirmó que los Mossos habían preparado un plan para detener al entonces ‘president’ Carles Puigdemont y a los ‘consellers’ si así se lo ordenaban. El impacto de esta revelación culminó la línea de crítica a los políticos que presidió su testimonio: calificó de “un punto irresponsables” declaraciones públicas del ‘conseller’ Joaquim Forn en el sentido de que los Mossos facilitarían el voto en el referéndum, culpó a los políticos de la mala imagen del cuerpo y se declaró “incómodo” con la deriva soberanista.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Al final, a preguntas del presidente del tribunal, confirmó las advertencias que la cúpula policial hizo al Govern para que desconvocara la consulta ante el temor de que se produjeran enfrentamientos y desórdenes. Una confirmación que estuvo a punto de frustrarse por la torpeza de la acusación popular y la incomprensible decisión de la fiscalía de no llamar a Trapero como testigo.