Ir a contenido

Pantallas

Logos de las compañías conocidas bajo el acrónimo de GAFAs (Google, Amazon, Facebook y Apple), y la bandera de la CE.  

Los problemas de las 'gafas'

Mikel Lejarza

Este año  finalizará ‘Juego de Tronos’. No será la única previsión que se cumplirá. En un mundo cambiante y en el que desconocemos quién se quedará con el trono del rey de los Siete Reinos, también caben las certezas. Por ejemplo, es seguro que Rusia continuará influyendo en las democracias occidentales utilizando a las redes sociales; que nuestros datos servirán para que otros hagan negocio a nuestra costa; que Facebook y Google continuarán su batalla por el duopolio publicitario y que envejeceremos siendo este el mal menor. Por lo demás, las incertidumbres son cada vez mayores.

La reputación de  las compañías GAFAs (Google, Amazon, Facebook y Apple) atraviesa malos tiempos

Tras un periodo de elogios y previsiones triunfantes que aventuraban un futuro mejor para la Humanidad merced a sus actividades, la reputación de las compañías conocidas bajo el acrónimo de GAFAs (Google, Amazon, Facebook y Apple) atraviesa por malos tiempos. Google está envuelto en debates con sus empleados por las protestas de estos ante el acoso sexual en la compañía; Facebook no parece tener demasiados reparos en pisotear la protección de datos personales de sus usuarios y aparece en todos los casos de manipulación política relacionados con la falsedad de noticias; Apple quema su imagen vendiendo productos cada vez más caros y menos innovadores y ahora, además, resulta que sus nuevos ipad pro se doblan; y  Amazon es noticia constante por las condiciones laborales de sus trabajadores.

En resumen, el cuarteto que iba a cambiar el mundo a mejor, ya no es tan popular como antes. En el ‘ranking’ de reputación corporativa establecido por ‘Forbes’ a finales del 2017, Google mantenía su tercera posición, mientras que Apple caía al séptimo lugar; Amazon ocupaba el puesto 23 y Facebook ni siquiera estaba entre las cien primeras empresas. Todo indica por tanto que el grupo de los cuatro ya no cuenta con la misma aceptación que hace unos pocos años. Especialmente en Europa, donde la Comisión Europea está planteando cambios legislativos que harán que su actividad y su fiscalidad se vean afectadas. Y ahora, imaginenos lo que supondría para nuestra sociedad que estas cuatro compañías, que han sido el motor del mundo en los últimos años, entraran en dificultades.

Estos grupos están condenados a crecer continuamente, o desaparecer de no hacerlo

Y las tienen. Google anuncia que en abril  cerrará su red social Google+. También han revelado que un fallo de seguridad expuso los datos de sus usuarios. Mientras, Facebook  prepara su mayor pase hacia el vídeo hasta la fecha: quiere vender a los consumidores suscripciones a redes de tele de pago, y está hablando con HBO, Showtime y Starz, para vender los servicios de ‘streaming’ de televisión de estas empresas en Facebook, probablemente a través del centro ‘Watch’. Con ello, en lugar de enviar a los consumidores a que hagan clic en los anuncios fuera de Facebook, la empresa se plantea capturar parte de los ingresos en sí misma.

La noticia muestra la condena a la que están obligados estos grupos que, o crecen continuamente, o desaparecen en caso de no hacerlo. De ahí la mayor incertidumbre que tiene el sector de cara al futuro. Porque además del cansancio que se observa en el público, la pregunta estriba en saber si las GAFAs pueden crecer aún más o han tocado ya techo. El veredicto este año, con Huawei al acecho. Este es el verdadero ‘Juego de Tronos’.