Ir a contenido

ANÁLISIS

Deportistas de Kosovo en la inauguración de los Juegos Mediterráneos Tarragona 2018.

El COI, España y Kosovo

Pere Vilanova

Naturalmente, TV-3 ha informado hoy de que el Comité Olímpico internacional (COI) parecía reconvenir a España por su posición de no reconocer a Kosovo y parecía amenazar con hacer que España no pudiera acoger competiciones deportivas de nivel internacional, y en ese formato sonaba algo extraño que el COI como organismo internacional se metiera en este jardín, por los motivos que se explican a continuación.

Conviene recordar algunas cuestiones básicas.

La primera es que si el COI tuviera esta capacidad -que en principio no tiene-, se entiende que la amenaza se aplicaría a todos los países con la misma posición sobre Kosovo. Por tanto Rusia, China, Brasil, Serbia o los cinco países de la Unión Europea (UE) entre muchos otros que no reconocen a Kosovo ¿quedarían fuera de competiciones deportivas internacionales a instancias del COI?

En segundo lugar, conviene recordar que el reconocimiento de estados, en derecho internacional, es competencia exclusiva de los estados, de nadie más. Solo Estado reconoce a Estado. El tema de que luego un nuevo estado pueda acceder e integrarse en determinadas organizaciones internacionales es otra cuestión: la aceptación de la Carta o Tratado internacional fundacional y sus condiciones, y tal sería el caso para poder entrar en la UE, la Otan o en su día la ONU, para lo cual se ha de poder superar el tipo de veto o de voto por unanimidad que proceda. En concreto, 23 países de la UE reconocen a Kosovo desde su proclamación de independencia de febrero de 2008, pero cinco no lo hacen: Eslovaquia, Grecia, Rumanía, España y Chipre.  Y por cierto, aunque a día de hoy 112 estados de un total de 193 que forman Naciones Unidas, reconozcan a Kosovo, aunque fueran 190 Kosovo no podría entrar hasta que Rusia levantase su derecho de veto.

En tercer lugar, en la comunidad internacional de han dado caso de estados que no se reconocen entre sí y sin embargo formaban parte de Naciones Unidas: hay dos coreas, hubo dos Vietnam, hubo dos Alemanias, y hay dos estados en la isla de Chipre, una parte tiene pleno reconocimiento internacional, la otra parte no la reconoce nadie excepto Turquía.

Leyendo la letra pequeña de esta noticia que nos ocupa, da la impresión que el problema es otro. En realidad el COI como tal, oficialmente, hasta ahora no ha tomado ninguna posición oficial, como confirma la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid. Y en realidad, un director general adjunto del COI, el catalán Pere Miró, dice que instará a las federaciones internacionales de cada deporte a favorecer la presencia de Kosovo en eventos deportivos, pero el hecho es que sólo presiona a España, qué casualidad, y no a Rusia, China o cualquier otro.

Interpretaciones y fármacos

Que cada cual lea la noticia a su mejor entender, pero esto suena a 'lobby' (o presión) mal disimulado. En el deporte internacional muchas veces se han buscado fórmulas para que atletas de países con déficit de reconocimiento puedan competir, ha pasado muchas veces con Macedonia, cuyo  denominación internacional con ese nombre ha estado bloqueada durante dos décadas por Grecia, que imponía su veto y obligaba a los pobres deportistas macedonios a competir como FYROM (nombre que suena a medicamento para la tos: Former Yugoslavian Republica of Macedonia). En una reciente competición de alto nivel internacional los atletas rusos, esta vez por decisión del COI, competían bajo… la bandera olímpica, pero se trataba de una sanción colectiva por 'doping', que no tiene nada que ver con Kosovo. A ver si el COI, oficialmente, nos lo aclara.

Temas: Kosovo