Ir a contenido

FENÓMENO MUSICAL

Rosalía.

EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

Rosalía, cultura catalana

Jenn Díaz

Sí, la cultura catalana también se expresa en castellano, y eso no significa que lo sea menos. La cultura catalana no siempre se expresa en catalán, y eso no debe acomplejarnos

'El mal querer' es un ejercicio bellísimo de cómo evoluciona una relación tóxica, de cómo una mujer se anula y desaparece, de cómo una mujer baja al infierno y cuando sube se pregunta cómo he llegado hasta aquí. Es un ejercicio de cómo el amor puede llegar a doler, o lo que nos han querido hacer creer que es amor. 'El mal querer' es un lamento, un quejido... una denuncia.

'El mal querer' es, además de un canto a la liberación de la mujer, un disco con perspectiva de género, una descripción de lo que no debemos tolerar en el amor, además de todo eso, las canciones de Rosalía son cultura catalana. Sí, la cultura catalana también se expresa en castellano, y eso no significa que lo sea menos. La cultura catalana no siempre se expresa en catalán, y eso no debe acomplejarnos. Núria Graham o Estopa. Isabel Coixet. Laura Fernández o Rubén Pérez Giráldez. Eduardo Mendoza, Gabi Martínez. Sílvia Pérez Cruz y Maria Arnal con su propio mestizaje. La rumba catalana. ¿Alguien puede dudar de que la creación catalana no expresada en catalán no es, también, nuestra?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Debemos detenernos un momento y reflexionar, si apriorismos ni prejuicios, qué es y, lo más importante, qué queremos que sea la cultura catalana. Rosalíanacida en Sant Esteve Sesrovires y formada en el Taller de Músics también es motivo de orgullo para los que amamos la cultura catalana, se exprese como se exprese. Soy incapaz de hacer diferencias, soy incapaz de elegir si una u otra.

Una de las grandes riquezas de Catalunya es, precisamente, su diversidad. Y también debemos tenerla en cuenta, para no ser injustos ni estúpidamente conservadores, en cuestiones culturales. La cultura catalana que no se expresa en catalán no es una intrusa, nos define también como pueblo y nos hace la vida cultural del país diversa y ambiciosa. El día que la cultura catalana expresada en catalán no sufra el menosprecio del resto del Estado, podremos debatir sobre esta cuestión como deberíamos: con normalidad.