Ir a contenido

Editorial

Sangriento traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén

La decisión unilateral y partidista de Trump le incapacita para ser mediador en el conflicto palestino-israelí

Un manifestante palestino corre entre las columnas de humo de neumáticos quemados en las protestas palestinas en la frontera de Gaza e Israel por el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén.

Un manifestante palestino corre entre las columnas de humo de neumáticos quemados en las protestas palestinas en la frontera de Gaza e Israel por el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén. / MAHMUD HAMS (AFP)

Hacer el símil del elefante y la cacharrería sería apropiado si no fuera por el respeto que merecen los más de medio centenar de muertos palestinos en la sangrienta jornada de este lunes cuando protestaban por el traslado de la embajada de EEUU desde Tel-Aviv a Jerusalén, traslado que coincide con el 70º aniversario de la creación del Estado de Israel y también con el de la Nabka, el éxodo palestino fruto de aquel nacimiento. Desde que Israel ocupó y se anexionó ilegalmente Jerusalén Este, en 1967, la comunidad internacional mantiene sus legaciones diplomáticas en Tel-Aviv. El traslado deseado por Binyamín Netanyahu y decidido por Donald Trump -en el que solo le acompaña Guatemala-, es una gravísima irresponsabilidad. Jerusalén es una ciudad santa para las tres religiones monoteístas: hebrea, cristiana y musulmana, con lugares sagrados de cada uno de los cultos. Su estatus debe decidirse en un futuro acuerdo de paz. Sin embargo, para Netanyahu no habrá paz si esta no incluye a Jerusalén como la capital de Israel. A la desesperada situación en la que viven los palestinos, especialmente en la franja de Gaza donde se produjeron este lunes los graves incidentes, se suma ahora la humillación que implica el traslado de la embajada. En su alocución grabada en la ceremonia inaugural, Trump aseguraba que quiere la paz. Su decisión unilateral y partidista le incapacita para ejercer de mediador en el conflicto. Visto lo ocurrido, debe tratarse de la paz de los cementerios. De los palestinos. 

0 Comentarios
cargando