Ir a contenido

Editorial

ERC busca una salida al bloqueo

Joan Tardà propone la apertura de Esquerra a un pacto con los 'comuns' e incluso con el PSC

El diputado Joan Tardà, en el Congreso. 

El diputado Joan Tardà, en el Congreso.  / DAVID CASTRO


La CUP ha vuelto a hacer de CUP y, cuando la mayoría independentista en el Parlament se daba por garantizada, la decisión del partido anticapitalista de abstenerse en una eventual investidura de Jordi Sànchez acentúa el bloqueo porque las dos grandes formaciones soberanistas –Junts per Catalunya y ERC– no disponen de los votos suficientes para elegir 'president'. Sin los cuatro votos de la CUP, JxCat y ERC suman 64 diputados -con dos ausencias- , por 65 de la oposición. Ante esta situación, solo quedan dos opciones: que Carles Puigdemont y Toni Comín renuncien a sus escaños, lo que ya han dicho que no harán, o que voten desde Bruselas desobedeciendo al Tribunal Constitucional y a los letrados del Parlament, lo que no parece viable.

Ante la persistencia del bloqueo, adquiere mayor importancia la propuesta que el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà hace en un artículo en este diario, en el que propone la apertura de ERC a la izquierda no independentista de los 'comuns' e incluyendo por primera vez al PSC, al que insta a decidir «si se planta o abona la involución de los derechos y libertades», que, según él, practica el Gobierno de Rajoy, al que acusa de volver a las posiciones «involucionistas» de Fraga frente a la posición pactista de Suárez en la Transición.

El artículo, bendecido por la dirección de ERC, va más allá porque pide al independentismo «menos tripa y más cerebro», y critica el reduccionismo de los que defienden «cuantos más presos mejor» y alientan un proceso de «batasunización en Catalunya», al tiempo que descalifica los dilemas como «Puigdemont o elecciones» que derrochan «la titánica victoria independentista del 21-D». Propone establecer un diálogo con el Gobierno de Mariano Rajoy y aboga por un Govern que gobierne para todos los catalanes, sean o no independentistas.

La iniciativa de ERC será seguramente bien recibida por los 'comuns', que ya han reiterado que no facilitarán la investidura de ningún candidato de JxCat, pero que estarían abiertos a apoyar a un 'president' de Esquerra. El problema sigue siendo que ERC y JxCat tienen un pacto, como recordó ayer la dirigente del PDECat Marta Pascal, y no se vislumbra ninguna ruptura de ese bloque. Pero la propuesta de Tardà tiene el valor de intentar romper el bloqueo, rechazando otras elecciones que la mayoría no quiere.