Ir a contenido

EL PASO A LA EDAD ADULTA

Adolescentes todos

Najat El Hachmi

En la era de las mentiras y es más necesario que nunca aprender a desmontar los engaños para no caer en la trampa de comprar a ciegas cualquier idea

Hay sitios donde la adolescencia no existe, se pasa de la infancia a la asunción de responsabilidades propia de la edad adulta sin este tránsito eterno que caracteriza a las sociedades occidentales. De hecho, uno de los elementos del choque cultural entre los hijos de la inmigración y sus padres es el punto de vista opuesto que tienen ambas generaciones sobre estos años de vida en los que los progenitores consideran que chicos y chicas ya tendrían que ser más responsables y en cambio ellos reclaman el derecho a ser como los demás, a vivir durante cierto tiempo (cada vez más largo) con los niveles de protección propios de la infancia y con los privilegios de los adultos pero sin tener que asumir cargas tan pesadas como el trabajo o la toma de conciencia de la crudeza de la vida de sus  padres. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No es una actitud propia solamente de este grupo específico, de hecho lo que ellos hacen no es más que integrarse en la cultura generalizada. Lo decía en una entrevista en este periódico Enrique Mesa, el profesor de filosofía que está recogiendo firmas para derogar los recortes en la materia impuestas por Wert: vivimos en una época muy adolescente.

Enrique Mesa también alertaba del peligro que supone tener jóvenes que crecen sin asignaturas que les vertebren el pensamiento, sin que les enseñen el verdadero ejercicio de la libertad, que no es otro que el del sentido crítico. Sentido crítico ante lo que nuestro entorno considera criticable, pero también ante cualquier ideología, pensamiento o propuesta que se presenten como verdades usando argumentos falaces.

Desmontar engaños

Estamos en la era de las mentiras y es más necesario que nunca aprender a desmontar los engaños para no caer en la trampa de comprar a ciegas cualquier idea que nos vendan, sobre todo cuando esta nos llega de aquellos que consideramos los nuestros. Más ahora que el móvil coloniza las ideas, los sentimientos y las creencias de estos chicos mucho antes de que hayan aprendido a formarse ellos mismos una idea del mundo. La filosofía es el extremo opuesto al dogma de fe. Hacerse mayor, crecer, es asumir esta complejidad de la vida. 

0 Comentarios
cargando