Ir a contenido

Al contrataque

Cartas políticas escritas con pasión

Xavier Sardà

Rajoy y Puigdemont han revitalizado la cosa epistolar. Les deseo a todos las mejores misivas autoescritas

Nat King Cole interpretaba una canción llamada 'Voy a escribirme una carta a mí mismo'.  El cantante se escribía una carta imaginando que se la enviaba la mujer a la que amaba. Vamos, que se autoescribía una carta de amor, tal como le gustaría haberla recibido realmente. ¿Se imaginan las posibilidades de escribirse ustedes mismos cartas como si fuesen de otras personas?

 • Rajoy se autoescribe una carta de Puigdemont: «Querido presidente: tu última carta me ha hecho reflexionar profundamente. La perspectiva desde la que abordas el tema del referéndum es prudente y ponderada. Voy a hablar inmediatamente con mis socios de gobierno y buscamos una alternativa plausible. ¿Podríamos votar como Catalunya en la próxima edición de Eurovisión? Saludos».

•Puigdemont se autoescribe una carta de Rajoy: «Querido 'president': le hemos dado vueltas al tema de la consulta soberanista y hemos llegado a la conclusión de que lo mejor es que haya referéndum. Es más, si la primera vez gana el 'no', lo repetís las veces que sea necesario hasta que gane el 'sí'. Es muy posible que el PP en Catalunya vote también a favor de la independencia. Lo hemos estudiado electoralmente, y si os vais arrasamos en España. Saludos».

Mas se autoescribe una carta de Anna Gabriel: «Estimado 'expresident': ¡cuántos errores! ¡Te obligamos a dar un paso al lado y desde entonces Catalunya ya no es lo que era! Con Puigdemont solo tenemos en común el peinado, y el sosazo de Junqueras prácticamente no habla. ¡Cómo echo en falta tu retórica, tu boato y tu prosopopeya. ¡Qué error, 'president'! Recibe mis más cálidos y reverberantes saludos. ¡Cuánto daría por un 3% de tu talento, Artur! Me imagino una tribu llena de 'Arturets'».

Susana Díaz se autoescribe una carta de Pedro Sánchez: «Querida presidenta: no sé cómo ha podido pasar. Siento haberte ganado. Es más, seguramente mi victoria es fatal para España, la Península, la UE, Europa toda, Oriente Próximo, Eurasia, el Sudeste Asiático, el Pacífico Sur y América en sí. Lo siento. Como dice la canción: no lo volveré a hacer más».

•Trump se autoescribe una carta de Obama: «Querido presidente: permíteme que por la presente reconozca que te he espiado a todas horas al final de mi mandato. Ha sido imposible grabar nada comprometedor: eres fiel, patriota, antirruso, educado, servicial con tu esposa Melania, bien hablado, buen cristiano, simpático, inteligente y madrugador. Incluso peinándote eres varonil. Perdóname. Posdata: por no ser, no eres ni negro. Atentamente, Obama».

¿De quién les gustaría recibir una carta? Rajoy y Puigdemont han revitalizado la cosa epistolar. Les deseo las mejores misivas autoescritas.

0 Comentarios
cargando