Ir a contenido

Al contrataque

Calor, 'sociatas' e 'indepes'

Xavier Sardà

Se nos pide demasiado con este calorazo. Mire uno por donde mire solo ve controversia y bizantinismo de 'top manta'Convergència en caída libre y sin control. Si nos fijamos en el mundo independentista, anda cada uno con su opción de que si la DUI, que si el RUV, o que si el RUI. Son diferentes criterios respecto a los siguientes pasos a dar y sus repercusiones.

Los de cada subgrupo llegan incluso a la discusión y la desavenencia personal. Los 'pata negra' se insultan en las redes. Las riñas recuerdan un poco lo de 'La vida de Brian' y los del «frente judaico nacional» que se peleaban con los del «frente nacional judaico». Lo esencial, no obstante, es que cualquiera de estas opciones implica que en algún momento se tendrá que romper con la legalidad. Dan tan por hecho que habrá un momento de 'hiperespacio-Catexit' que parecen olvidarlo. Se da una cierta amnesia operativa y, en lugar de tratar el tema central, discuten por la cosa procedimental. Se delibera el cómo, con renuencia al qué. Es como discutir cómo se hace la cama, sin ver que en la habitación hay un elefante. Mucho calor.

Luego está el Estado que últimamente da fuerza y argumentos a los independentistas que están, aquí sí, encantados. Tenemos el 'Fernándezgate' y su ángel de la guardia, tenemos policías mafiosos, tenemos a Villarejo y su 'operación Cataluña'. Como además se confunde el culo con las témporas litúrgicas, los 'indepes' le sacan partido hasta a las investigaciones regulares de presunta corrupción real. Ante el caso de la 'operación Térmyca' que afecta a varios consistorios convergentes y tiene además ramificaciones por toda España, sale Munté, la vicepresidenta del Govern, y dice que todo es una trama de Fernández Díaz y punto. Luego el 'estira i arronsa' del Tribunal Constitucional.

EL CONSEJO DE FELIPE

Lo cierto es que con estos calores piden demasiado. Que Felipe González diga desde su tribuna de 'El País' lo que debe hacer o no el PSOE, causa astío-estío. Los maliciosos se preguntan: «¿El consejo es como expresidente, como militante, como consejero de empresas del Ibex, como video-elogiador del presidente de Star Petroleum radicada en un paraíso fiscal, o cómo autor de cartas de recomendación del mismo empresario a líderes autócratas como el de Sudan del Norte?». En el comité federal, ni caso.

Mucho calor para que el PSC ande con quebrantos y requiebros de que si referéndum a la quebequense o si pulpo a la gallega. Al final quedaran cuatro y el cabo, y se reproducirán por segmentación.

En vista del no rotundo a Rajoy de los socialistas, los de Podemos no saben si prepararse para hibernar o si les llamaran in extremis para la 'rojen-koalitionen'. ¿Podría Iglesias pasar de la «hostia de proporciones bíblicas» a ser vicepresidente?

0 Comentarios
cargando