Ir a contenido

La rueda

La partida está en juego

Antón Losada

Cuesta entender que lo más natural es un pacto entre los tres partidos de oposición

Cuando nos aburramos de hablar del heroico bebé de Carolina Bescansa, capaz de soportar sin quejarse cinco horas de sesión plenaria, la realidad conformada tras la constitución del nuevo Parlamento emergerá, como siempre. Y la realidad es que Podemos ha ganado los titulares, PSOE y Ciudadanos la posición institucional y el PP deberá hacer balance de daños.

Los titulares de prensa pasan pero los puestos en las instituciones se quedan. Pablo Iglesias no ha podido cumplir su promesa de conformar cuatro grupos parlamentarios y ahora tiene un problema en casa. Mientras, Albert Rivera ha obtenido mucho más de cuanto su resultado electoral le concedía. En la nueva política va ganando la derecha mientras la izquierda sigue en campaña.

En la vieja política, sorprendentemente, Mariano Rajoy parece no haber entendido que las opciones ya no se reducen únicamente a escoger entre él o elecciones. Cada día que pasa Pedro Sánchez se acerca más al sueño presidencial y Rajoy no avanza. Solo puede hablar con Ciudadanos y la opción de quebrar al PSOE se difumina mientras que su rival habla con todos y se ha apuntado el tanto de situar a Patxi López en el Congreso.

A la espera de que Rajoy consuma su turno y no supere la investidura, las preguntas intrigantesahora serían: ¿Qué hará Podemos si los socialistas les presentan un programa de reversión de las políticas económicas populares? ¿Qué hará Ciudadanos si Sánchez le pone sobre la mesa un programa de regeneración democrática e institucional? Cuesta entender por qué a todo el mundo le parece más fácil un acuerdo entre PSOE, PP y Ciudadanos, cuando lo natural parece un pacto entre las tres fuerzas de la oposición. Como diría Sherlock, el protagonista de la serie de televisión más inteligente: "'The game is on'".

0 Comentarios
cargando