Ir a contenido

La rueda

Una gente muy leída y muy viajada

Enric Marín

Es sabido que la tecnoestructura política y funcionarial que controla el Estado está integrada por gente muy leída y muy viajada. Sin embargo, la lista Junts pel Sí los ha cogido con el paso cambiado. Daban por descontado que el soberanismo se derrotaría solito envolviéndose en luchas intestinas, pero el pacto de una lista transversal de amplia confluencia ha modificado repentinamente la cartografía política catalana. Y han vuelto a aflorar el desconcierto y la irritación. Y como son ciudadanos muy leídos y viajados, saben que por los intereses del Estado el 27-S solo puede ir mal o muy mal.

¿Por qué mal? En primer lugar, porque no lo pueden impedir. En segundo lugar, porque las fuerzas partidarias del derecho a decidir volverán a ser ampliamente mayoritarias. Y, finalmente, porque no hay alternativa de gobierno al soberanismo. ¿Por qué muy mal? Porque ahora parece mucho más probable que las opciones nítidamente independentistas ganen el plebiscito en votos y en escaños.

Mal asunto, pues. Si Rajoy avanzara las elecciones generales a septiembre, en Catalunya también adquirirían carácter plebiscitario. Pero, si como parece, mantiene el calendario previsto, antes del 27-S no se hará ninguna propuesta a la sociedad catalana avalada por los poderes del Estado. Ni buena, ni mala. Solo estrategia del miedo.

Por eso no debe extrañar la reacción fulminante de Rajoy: sustitución de Alicia Sánchez-Camacho por Xavier Garcia Albiol. Como es sabido, García Albiol ha hecho célebre por su "higienismo" xenófobo. Y no ha dudado en estrenarse como candidato negando que Catalunya sea una nación. Toda una declaración de intenciones. O, más bien, una declaración de guerra. Pero que nadie sufra. Al fin y al cabo, son una gente muy leída y muy viajada.

0 Comentarios
cargando