Ir a contenido

Ideas

Memoria de Bozzo

Xavier Bru de Sala

El director de Dagoll Dagom publica 'Memòries trobades en una furgoneta'

Quién lo iba a decir, las Memòries trobades en una furgoneta (Empúries), de Joan Lluís Bozzo, aparecen cuando apenas constatamos la posibilidad de una segunda transición. No solo, ni quizás ante todo política. El director de Dagoll Dagom, partidario de bajar un escalón en vez de subirse al pedestal que merece, no practica en absoluto la nostalgia ni pretende revisar el pasado, sino ordenarlo, explicárselo, hacerlo revivir a partir de los cuatro primeros espectáculos de la compañía, los míticos No hablaré en clase, Antaviana, Nit de Sant Joan y Glups!. Del final inminente de la dictadura al desencanto, justo al año de obtener el PSOE su primera y más clamorosa mayoría absoluta.

La memoria de Bozzo es relevante porque es la primera, pero aún lo es más por la calidad y sencillez del retrato, por la exactitud y fidelidad del espejo stendhaliano que desplaza junto al camino común. Aunque no nos dedicáramos al teatro, éramos y vivíamos así, con un espíritu de prueba, incertidumbre y estreno que a continuación se diluyó en el sálvese quién pueda de la búsqueda de la seguridad. Hoy hablamos mucho de innovación, pero ay de quien cuestione el poso solidificado y establecido.

Ahora que apenas inauguramos otro ciclo, o enterramos antes de tiempo el que todavía no ha muerto, hay que iniciar una reflexión sobre el papel de la cultura, que Bozzo propicia, aunque se abstenga de plantearla sino es en la formidable carga del subtexto que su memoria transporta y nos implanta.

Hace 40 y 30 años, la cultura nos definía, nos configuraba, nos criticaba y nos corregía, en un ejercicio colectivo que, no mucho más tarde, en la época de las seguridades, desterramos, por incómodo.

¿Vamos a ser capaces de reabrir la mente y las emociones, de reformularnos, con la creatividad cultural como protagonista? ¿O es que solo tienen que cambiar los que han abusado tanto de su poder que no tienen ningún motivo para dejar de ser así?

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.