tú y yo somos tres

Degollar en nombre de Dios

Se lee en minutos

Ana Pastor, en Líbano, con un simpatizante del Estado Islámico.

Noticias relacionadas

Le ha salido un programa redondo a Ana Pastor este domingo (El objetivo, La Sexta). Ha viajado a la zona norte del Líbano. Nos ha explicado sobre la marcha lo que significa, y pretende, el movimiento terrorista intitulado EI (Estado Islámico). Ana ha conseguido un retrato tan preocupante como útil. Información, didactismo y reflexión sobre el terreno. Con la ayuda de acreditados observadores periodistas (Tomás Alcoverro, Ignacio Cembrero, Mikel Ayestarán y Carolina Valladares), todos ellos conocedores a fondo de la tragedia que ahora está deballestando buena parte de Oriente Medio, nos han hecho el resumen de las pavorosas intenciones de EI. Aspiran a instaurar por la fuerza y por el terror un califato global que acabe , de entrada, con todos los Estados que se dibujaron en 1916, en los Acuerdos de Sykes-Picot, e instaurar inmediatamente un feroz panislamismo radical, Península Ibérica incluida. El encuentro de Ana, en Trípoli, con un joven de 21 años, Mohamed, simpatizante de EI, nos causó escalofríos. El muchacho decía: «Se decapita a la gente que se lo merece (...) A los musulmanes Dios nos ha dado, en el sagrado Corán, el derecho a cortarles la cabeza». La cara de estupefacción y de horror de Ana ante el criminal fanatismo de este joven fue el fiel reflejo de las nuestras, en casa, ante este testimonio de simpatía terrorista.

A PODEMOS YA LES APRIETAN LAS TUERCAS . - Se acabó la fiesta mediática para Podemos. Las cadenas privadas les siguen invitando porque concitan gran audiencia, pero ahora les aprietan las tuercas y les hacen un pressing de manera férrea y absoluta. El sábado en La Sexta noche invitaron al catedrático Juan Torres, autor -junto al también catedrático Vicenç Navarro- del documento base para el futuro plan económico que impulsa Podemos. En el programa sometieron a este abnegado profesor a un juicio sumarísimo. Hasta tuvo que quejarse por el modo en que, a su juicio, se tergiversaban las propuestas de su documento. ¡Ahh! El clima televisivo sobre Podemos está cambiando, es evidente. Si hasta hace poco quizá había un exceso de halago y simpatía, ahora se ha pasado a recibirles casi a cara de perro. Les siguen ofreciendo silla en los platós, pero ahora es silla eléctrica. O sea, que el  gran poder establecido se está movilizando. Estos muchachos han dejado de ser una posibilidad remota, inviable y pintoresca.  Ahora algunos ya se asustan.