tú y yo somos tres

Chabelita: tortura y masaje

2
Se lee en minutos

Tú y yo somos tres. Por Ferran Monegal.

Después de meses y meses de arañar a fondo en el embarazo, y luego alumbramiento, de Chabelita Pantoja, la cadena Tele 5 ha logrado que esta joven se siente, por primera vez, en uno de sus platós (Hay una cosa que te quiero decir). No conozco la magnitud de la soldada con la que la han convencido, pero es relevante señalar el arte de esta cadena para atraer a Chabelita. Es un sistema que demuestra un engranaje televisivo tan perverso como perfecto. Durante mucho tiempo -y siguen- las escuadras cotillas del Sálvame y del Deluxe han practicado sobre Chabelita (a la que Jorge Javier Vázquez llama Isabel II), también sobre el padre de su bebé, Alberto Isla, y sobre la madre y abuela, Isabel Pantoja, una feroz labor de mordisqueo continuo. Han roído ese triángulo familiar con una espeluznante afición. Y no obstante han conseguido que la propia víctima vaya allí y que, encima, les proporcione un repunte de audiencia magnífico. Esta maravilla no solo ha sido posible gracias a la cuantía del cheque. Ha sido posible, sobre todo, porque le han asegurado a Chabelita que no la iban a poner a los pies de los feroces cotillas, sino que la cobijarían en el dulce plató de Jordi González. Así ha sido (y esta noche, en Hable con ellas, harán lo mismo con su novio, Alberto Isla). Jordi, que es versátil y dúctil, la ha tratado con ternura. Y Chabelita, y toda la familia Pantoja, han quedado sumergios en un baño de espumita. ¡Ahh! Es colosal esa doble cara en la que se asienta Tele 5. Fieles a la más absoluta hipocresía, su pérfido engranaje televisivo por un lado machaca y hace picadillo a la víctima en las fábricas de hamburguesas Sálvame y Deluxe. Y por otro lado, convocan a esa misma criatura a la que tanto torturan, le forran el riñón con billetes de 500, la introducen en un plató amable y comprensivo, y le dan un masaje exquisito, con tratamientos de regeneración celular y anímica similar a los que dispensan en los más acreditados balnearios de Caldes de Montbuí. ¡Ah! Han inventado la cuadratura del círculo.

LA TARTA. - Ha rematado el Desinforme semanal (TVE-1) la proclamación del nuevo Rey seleccionando a diversos cheerleaders de la monarquía, desde gente importante a humildes transeúntes. Les han sacado y han dicho maravillas. De las más de 30 criaturas seleccionadas solo había un catalán: el chef Sergi Arola. Es oportuno: se trataba de elaborar una tarta bañada en praliné y azúcar.