Ir a contenido

IDEAS

Homenaje debido

Jaume Subirana

Ahora que todo se evapora, que en el sector editorial se han hundido adelantos, liquidaciones y encargos y esto nos hace ver más desnudos que nunca algún supuesto gran árbol y algún supuesto bosque, ahora que las decenas de miles han pasado a miles y los miles a centenares, curiosamente se mantienen en los escaparates las traducciones de poesía. Según afortunada expresión de Umberto Eco, la lengua de Europa es la traducción. A ella se debería, pues, dedicar un esfuerzo indiscutible y no a tanta política de apoyo a planes que solo sirven para volatilizar recursos públicos. Nuestro gran recurso público en la Unión Europea es la traducción. La traducción y la capacidad de hablar en común en distintas lenguas. Y dentro de la traducción, ningún imposible necesario (como dijo Seamus Heaney) más bello que la traducción de poesía.

En estos tiempos empresarialmente crueles, poetas y traductores de poesía vuelan con la libertad de los pobres que ni tienen ni deben nada. Bueno, no tenemos casi nada pero sí debemos algo: un homenaje a los editores que siguen apostando por los versos traducidos. Gente como El Gall Editor, que desde Pollença han puesto en circulación Museu de l'os i de l'aigua de Nicole Brossard traducida por Antoni Clapés; como Edicions de 1984, que se han sacado de la manga los Poemes escollits de Joseph Brodsky versionados por Judit Díaz; como Enric Soler, que en otoño promete publicar a Gary Snyder por primera vez en catalán; o la pulcra Adesiara, que ha sacado la Obra poètica de Georg Trakl de la mano de Feliu Formosa, una antología de poetisas andalusís (Perles de la nit) a cargo de Margarida Castells y Encarna Sant-Celoni y Amors de Cassandra, sonetos de Ronsard impecablemente traducidos por Begoña Capllonch (y prevé un Aleksandr Blok de Ricard San Vicente y Esteve Miralles). En castellano, por citar solo los sellos que vi en la mesa de novedades, hablamos de gente como Bartleby, Nórdica, Pre-Textos, Vaso Roto, Acantilado o Visor. Europa no lo sabe, pero es a ellos a quienes debe planes e inversiones.

0 Comentarios
cargando