Ir a contenido

Al contrataque

Mi lotería

Jordi Évole

He aprovechado un momento en que no dimitía otro presidente del Parlamento balear (ya van dos) para ir a comprar lotería de Navidad. Y la vendedora me ha comentado que, para tener suerte, hay que frotar el décimo sobre la espalda de algún jorobado. Sin problema: este país va sobrado de jorobados. Hasta los comisarios de policía andan jorobados. Han pasado de estar jorobando a estar jorobados. Ya se sabe, no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo. Ni estar dimitido que estar dimitiendo, una forma verbal que Felip Puig no sabe conjugar.

La nómina de jorabados políticos es larga. Artur Mas lo está. Espero que me deje frotar mis décimos. Igual le llamo mañana. ¿Y si en vez de quedar con Mas llamo a Josep Antoni Duran Lleida? Es nuestro calvo de la lotería, porque es una lotería saber si está a favor o no de la independencia.

Mejor que piense más opciones por si me fallan Mas y Duran. Ya lo tengo: voy al PSC y empiezo a frotar el décimo por la espalda de Pere Navarro. Pero no frotando fuerte, sino algo más suave, como el federalismo. Y, venga, ahora froto un poco más por aquí y luego un poco menos por allá... O sea, asimétricamente. Fijo que me toca el Gordo. Y si no está Navarro, a ver si está Bustos, otro jorobado. No estaría mal, porque de paso le preguntaría si piensa comer marisco en Navidad, un manjar rico en mercurio.

He comprado un par de números sensacionales. La vendedora me ha recomendado que eligiera aquellos que representen cosas muy importantes para mí. Me he decidido por estos dos: 20711 y 06607. El primero es por una fecha entrañable: el 20 de julio del 2011 salió a bolsa Bankia. Y el segundo es por una cuestión profesional: el 6 de junio del 2007, que es cuando Díaz Ferrán alcanzó la presidencia de la CEOE. En Soto del Real están encantados con la llegada del empresario: los presos necesitaban para su rifa navideña una mano inocente.

Carlos Fabra, asesor

De los dos números quiero hacer participaciones, para repartir con la familia y colegas. Me han asegurado que lo mejor es pedir información a los bancos, expertos en hacer unas buenas participaciones preferentes. Aunque para asesor bueno en lotería, el expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra. Los premios le han venido caídos del cielo. Y ya se sabe: afortunado en el juego, desafortunado en aviones.

Igual no me toca la lotería. Pues nada, la salud es lo que importa. Sobre todo la de Messi. Esa sí que es mi lotería. ¡Qué importante es la salud de Leo! Si la conserva, yo creo que es capaz de superar un récord mucho más difícil que el de Müller: el récord de goles que nos está metiendo Mariano Rajoy.

Donde seguro que toca, sin necesidad de que sea 22 de diciembre, es en Suiza. La lluvia de millones españoles no cesa. El último Gordo que les ha caído es el de un arquitecto de renombre. En España pasamos buenos ratos riéndonos con los hermanos Calatrava. Ahora es otro Calatrava el que se ríe de nosotros. Los tiempos están cambiando.

Temas: Jordi Évole

0 Comentarios
cargando