QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Guillén: el 'ninotaire' más polifacético

El Museu d'Història muestra la obra de este dibujante, escenógrafo y pintor

Una imagen de Joan Josep Guillén pintando uno de sus cuadros.

Una imagen de Joan Josep Guillén pintando uno de sus cuadros. / GUILLEN, VEGAP BARCELONA

En los últimos años da la impresión de que se está otorgando la importancia que merecen a los ninotaires, apelativo cariñoso que se emplea para los dibujantes que crean tiras cómicas o viñetas, principalmente en diarios o revistas. Sus trabajos suelen funcionar como auténticos editoriales periodísticos y contribuyen a retratar desde una perspectiva sarcástica los momentos históricos que vamos viviendo. Son recientes las exposiciones que se han dedicado a artistas como Perich (Humor amb ulls de gat, en el Born CCM) o Fer (L’humor amable, Centre d’Arts Santa Mònica). A ellas viene a sumarse ahora Guillén, Màgia a l’espai escènic, comisariada por Pilar Parcerisas que podrá verse en el Museu d’Història de Catalunya hasta el 26 de septiembre.

Entrada general a la nueva exposición del Museu d'Història de Catalunya.

/ EPC

Pero es que el dibujante extremeño afincado en Catalunya Joan Josep Guillén, que se inició en el noble arte de la viñeta a finales de los 60, también realizó espléndidos trabajos en su carrera teatral como máscaras, escenografías y otros elementos a partir de los años 70, así como en fiestas populares y, además, ha desarrollado una importante obra como pintor. En esta completísima muestra puede descubrirse su actividad en todos estos sectores.

En esta muestra pueden verse los diseños que hizo para el vestuario de diversos personajes.

/ BIBLIOTECA DE CATALUNYA / ORIOL MIRALLES

Sus mejores viñetas

La entrada simula las cortinas rojas de un teatro y, en un texto introductorio, destacan su combate continuo contra el poder ilustrado con un cuadro de 1978 sobre la libertad de expresión y una escultura antes de entrar en el primer apartado: Dibuixant satíric. Aquí se nos explica cómo empezó a hacer un cómic de actualidad en el diario Tele/eXprés en pleno final del franquismo, el inicio de la transición y la llegada de la democracia caricaturizando a los personajes que protagonizaron aquellos años. La sala está dividida en varias secciones dedicadas a las publicaciones en las que trabajó, entre las que se encuentra EL PERIÓDICO.

El primer apartado está dedicado al Guillén más satírico.

/ EPC

Aquí podemos pasar un buen rato viendo todo tipo de viñetas que ironizan sobre la educación durante el franquismo con un niño con lágrimas en los ojos y el globo terráqueo sustituido por el mapa de España, sobre el trío de las Azores (con los ojos pixelados y junto a un esqueleto) o la clásica imagen del Lute detenido donde el popular bandolero es sustituido por Nixon o Aznar. Por su lúcido pincel van pasando los personajes y situaciones de la época como Tarradellas, convertido en regalo de los Reyes Magos; Lluis Llach recibiendo una patada de la democracia; los Autos de choque de las atracciones de ERC, Auto Determinació o la reconversión de Marx y Lenin en la oficina del paro.

Unas vitrinas recogen algunos de sus trabajos en distintas publicaciones.

/ BIBLIOTECA DE CATALUNYA / ORIOL MIRALLES

También los hay más poéticos como el poeta Rafael Albertí en una barca o Tàpies reconvertido en Velázquez pero la política predomina con un falangista sin cabeza para celebrar un año sin Franco, Aznar de monaguillo junto a un soldado buscando las armas de destrucción masiva o el barco real Bribón V siguiendo la estrella no de los Reyes Magos sino de La Caixa (publicado en EL PERIÓDICO) y la denuncia con un toro con escopetas en las astas disparando en San Fermín. En este espacio también pueden verse algunos de sus dibujos digitales en pantallas de video así como parte de sus Microclips, viñetas animadas cortas sobre temas de actualidad que creó para el Telenotícies Migdia en 1984.

Espacio dedicado a la obra del artista para EL PERIÓDICO.

/ EPC

De los escenarios a la calle

La segunda sección es Creació d’un llenguatge escènic y es que, entre 1972 y 1980, revolucionó la escenografía teatral huyendo de su tradicional función decorativa para convertirla en más funcional y, por si fuera poco, la complementó con originales vestuarios y máscaras que contribuyeron a su riqueza visual. Aquí podemos ver la silla de colores o la cajonera con distintas utilidades que ideó para una versión de Ubú Rei en el Cercle Catòlic de Gràcia, la máscara para L’Odissea de Els Joglars y bocetos, diseños de personajes, dibujos y carteles para otras obras.

Las cortinas rojas nos dan la bienvenida al espacio Creació d'un llenguatge escènic.

/ BIBLIOTECA DE CATALUNYA / ORIOL MIRALLES

El carrer es nostre: tradició i innovació toma como referencia la famosa frase de Fraga Iribarne (“la calle es mía”) para darle la vuelta y convertirla en una propiedad del pueblo. Aquí veremos su actividad en la cultura popular y festiva en busca de la recuperación de las libertades perdidas. Guillén colaboró con múltiples comparsas en carnavales con motivos picassianos, en máscaras o cabezudos y otros diseños homenajeando al artista, a su Guernica, al Arlequín y otros elementos característicos del pintor. Participó activamente en el Carnaval barcelonés de 1985, en la Expo de Sevilla de 1992, en la inauguración del Eurobasket de 1997 o en el Grec del 2001, en muchos casos junto a Comediants, compañía con la que ha colaborado en múltiples ocasiones. Especialmente interesante es el rincón dedicado a la Gala de los Max de 1999 que organizaron conjuntamente y donde se muestra una máscara iluminada, el vestuario de personajes como la bailarina o el prestidigitador, su cuaderno de trabajos y fotos del escenario.

El cabezudo de Picasso y el cartel que diseñó para el Carnaval de 1983.

/ BIBLIOTECA DE CATALUNYA / ORIOL MIRALLES

Teatro y ópera

Orientarse en el ámbito Teatre i Ópera resulta algo complejo, ya que nos vemos obligados a dar vueltas por el espacio sin seguir un camino prefijado. Está dividido en subsecciones por obras, cada una de un color distinto, pero es fácil perderse. En estos dos géneros pudo consolidar un lenguaje propio con su trabajo en el espacio escénico, las máscaras, el vestuario y todo tipo de artefactos ya desde uno de sus primeros encargos, L’espantu (1979). Pero también en una espectacular Flauta mágica en el Liceu, de la que podemos ver grandes cuadros y maquetas de personajes como el buey, el avestruz, el cocodrilo, el león o un pájaro, El llibre de les bèsties por medio de esbozos de los animales, fotos o esculturas o Las maravillas de Cervantes.

Las maquetas de los animales que diseñó para 'La flauta mágica'.

/ EPC

Actors, actrius a escena es un rincón de este espacio dedicado a los niños para que participen en un taller interactivo, una especie de teatro de guiñol en torno a La flauta mágica y elementos inspirados en Picasso o Leger. Seguimos el recorrido por su obra operística y nos sorprende el original vestido que inventó a partir de famosos cuadros de Picasso, Dalí, Velázquez, Goya o la popular Mona Lisa. También destacan sus creaciones para La Cenerentola en el Liceu con sus esbozos de personajes o su caballo, La italiana en Argel, con Mustafá y el tigre, o El barbero de Sevilla.

El original vestido que contiene imágenes de múltiples cuadros famosos.

/ EPC

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Trabajos como pintor

Para acabar podemos repasar su obra como pintor, mucho menos festiva y más seria, pero igualmente muy original. En algunos casos pretendía reinventar los cuadros de otros autores como Picasso, Velázquez o Goya, así como en su última serie, Miralls, con la que intentaba dar una visión tridimensional. También destacan los retratos de artistas pintando o un autorretrato suyo, tres bailarinas inspiradas en Degas o el busto de la mujer marinera con botones de anclas en lugar de pezones. Un completo recorrido por la obra de un gran artista que es mucho más que un ninotaire.

Algunos de sus cuadros hacen referencia a obras de pintores famosos.

/ EPC

item

'Guillén. Màgia a l'espai escènic'

¿Dónde? Museu d'Història de Catalunya (plaza de Pau Vila, 3).

¿Cuándo? de martes a sábado (de 10 a 19 h.), miércoles (de 10 a 20 h.) y festivos (de 10 a 14.30 horas). Hasta el 26 de septiembre.

Precio: de 3 a 4 euros.

Más información: Museu d'Història de Catalunya

Noticias relacionadas