CONCIERTO

Los Sara Fontán, ahora y ya

Hablamos con el intenso dúo de violín y batería, al que solo se puede disfrutar en imprevisibles directos

Juan Manuel Freire

Los Sara Fontán, ahora y ya

MÒNICA PALLÍ

Aunque cueste creerlo, Spotify no es el único modo de escuchar o descubrir música. Si buscan a Sara Fontán ahí dentro, se llevarán una decepción: solo hay un viejo (y excelente) tema, 'Techno', recogido en el recopilatorio 'BAM Fabra: Acció musical a la Fabra i Coats'.

Los Sara Fontán (AMFest)

Fabra i Coats Sábado, 12 de octubre, 17.50 h. Precio: 30 y 35 € (entrada de día)

Y sin embargo, hay que buscar, buscar a toda costa, a Sara Fontán, o Los Sara Fontán, como se llama el proyecto musical de esta violinista cuando se suma el batería Edi Pou (de ZA!). Si buscan en sus tiendas de discos, también quedarán decepcionados: ellos han decidido no editar su música ni física ni digitalmente. "Me gusta pensar que hay muchas maneras de transitar por la vida", explica Fontán. "Así que ahí estamos, defendiendo que el hecho de grabar un disco y entrar en la rueda de la industria no es la única manera de salir a un escenario y defender unas ideas musicales".

"Esta es una de las pocas entrevistas que nos han hecho", asegura Pou. "El 99% de entrevistas a grupos en prensa se hacen de cara a la promoción de su nuevo disco o su nuevo espectáculo, cosas que no hacemos". Bueno, en realidad, no es del todo cierto: cada concierto de Los Sara Fontán es nuevo, y un espectáculo, y esta entrevista se hace de cara a la promoción del próximo, este sábado, día 12, en el marco del festival de rock experimental AMFest.

Una música imprevisible

Cada concierto de Los Sara Fontán es nuevo porque, a pesar de tener melodías que se repiten y momentos climáticos reconocibles, en su propuesta hay un gran componente de improvisación. Lo suyo es un magma burbujeante entre el posrock, la clásica contemporánea, el punk y lo que se tercie; música que ama la melodía igual que el ruido y lo majestuoso igual que lo destructivo. Imprevisible, siempre imprevisible.

¿Cómo lo hacen para que sus conciertos resulten siempre tan vitales, para que no se asome la posibilidad de la rutina? (Sara): "Arriesgando siempre. Buscando que los lugares de improvisación no dejen de estar nunca e intentando hacer solo los conciertos justos. De ese modo no caemos en la repetición, algo que me impediría transmitir la música con la pasión que requiere".

Cuando Sara encontró a Edi

Marchando una pequeña historia oral de (Los) Sara Fontán. (Sara): "Nos conocimos hace unos diez años, en un local de ensayo que tenían los ZA! en la calle Gran Via. Era un ensayo para aprender el lenguaje del Caballo Ganador [colectivo de improvisación conducida fundado por los hermanos Junquera, de Negro o Betunizer, y ZA!]. Recuerdo mucha humedad y nervios". (Edi): "Desde entonces, Sara ha formado parte del núcleo duro de la orquesta".

(Sara): "Al principio, nuestra química musical fue un desastre. Creo que los dos forzábamos el hacernos los raros, como para impresionar al otro o algo". (Edi): "Fue trabajar en Big OK [el trío que tuvieron tres años con Paul Fuster] lo que facilitó que pudiésemos tocar como dúo. Paul es un acueducto de flow y nos ayudó a canalizarlo".

Cruce de caminos

Sara y Edi provienen de mundos algo distintos, musicalmente hablando, lo que ha devenido en un enriquecimiento mutuo. Ella proviene del "mundo musical académico, de dieciséis años de devoción a la interpretación, a la técnica, al rigor y a la disciplina". Sabe mucho de clásica. Él aprendió lo que sabe por su cuenta, o con la gente con la que ha ido tocando. Sabe mucho de hardcore.

"Sara me he ha enseñado mucho sobre música clásica", señala Edi. "Me ha encantado descubrir compositores como Lutoslawski y profundizar en artistas como Prokofiev, Arvo Pärt o Bartók". A lo que Sara replica: "Con Edi aprendí a escuchar hardcore; descubrí toda esa manera de hacer y de vivir".

De ese cruce de formaciones/pasados, y de un gusto compartido por las propuestas arriesgadas, surge una música escurridiza. Y lo dicho: solo fácil de agarrar en vivo. Se recomienda comprar abono entero del AMFest: además de ellos, tocarán muchos otros grandes. ¿Qué quieren ver Los Sara Fontán? (Sara): "Me perdí en su día los directos de 12Twelve [grupo que se reúne para tocar su clásico 'Speritismo'] y poder vivirlos me hace mucha ilusión". (Edi): "Yo también tengo ganas de verlos. Y también de probar la intensidad de Daughters o hacer pogo con Cocaine Piss".

Imperdibles AMFest

Hay mucho por disfrutar, pero apostamos por Los Sara Fontán y estos otros tres nombres.

The Album Leaf. Desde 1998, el proyecto de Jimmy LaValle provee de ritmos flotantes y melodías ensoñadoras a los corazones sensibles.

Bo Ningen. Todos sus miembros son japoneses, pero el grupo se gestó en Londres, donde hay una gran tradición del estilo que bordan: el rock psicodélico.

Noticias relacionadas

Deafheaven. El demoledor black metal y el etéreo dreampop no son estilos opuestos. Pueden combinar mejor que bien, como lleva demostrando desde comienzos de década esta banda de merecido culto. 

Temas

Conciertos