Toma pan y moja

Quioscos de especialidad, por Òscar Broc

La jugosa fórmula de hibridar periódicos, revistas ‘cool’ y café se está multiplicando a lo loco

Quioscos de especialidad, por Òscar Broc

La primera vez que vi un quiosco con café de especialidad en Barcelona (paseo de Sant Joan) pensé que alguien había tenido una gran idea. Hace ya unos años de aquel encuentro, pero todavía recuerdo el impacto: te compras el periódico, te llevas una revista molona de importación y, de paso, te cascas un flat white de calidad. No faltaron las voces críticas, las mismas que dijeron que el brunch y las burgers gurmet eran modas pasajeras para hípsters (y ahora tienen que comerse sus pucheritos). 

Se llama News & Coffee y, evidentemente, no era ninguna moda pasajera para híspters. A la gente de a pie, modernos y no tan modernos, le sedujo la idea, muy a pesar de los repelentes defensores de la autenticidad gastro. Sí, aquel moderno café-quiosco era una idea cojonuda, y se multiplicó: ya hay cuatro locales en Barcelona, uno en Valencia, otro en Madrid y, en breve, probarán fortuna fuera de España. Parece que les va bien. 

Diarios y cafeína

Tan jugosa es la ocurrencia de hibridar periódicos, revistas cool y café de especialidad que a News & Coffee ya le han salido incontables imitadores, algunos de ellos con unos niveles de calidad cafetera alarmantes. La fórmula se ha copiado a lo loco, rápido y mal. A menudo, con supuestos baristas cuya corta experiencia no se corresponde con los altos precios del café. 

Noticias relacionadas

Ya puestos, ahora que estos quioscos-café empiezan a aparecer como hongos, yo metería café de especialidad en todas partes, a ver si revienta el mundo. Tiendas de ortopedia con cold brew. Baristas dibujando ositos panda en el capuccino en tu store favorita de bricolaje. Y qué decir de esa tienda de ropa de interior de confianza a la que siempre irías: Coffe & Calzoncillos. Muy bien no suena, lo admito.