propuestas entre libros y rosas

Ideas para un Sant Jordi diferente en Barcelona: de templos del humor a ritos vikingos

Hay vida más allá de las clásicas paradas y firmas de autores. Huye de los lugares comunes con estas propuestas para un Sant Jordi alternativo

Dragón vegano de limón y frambuesa de La Pastisseria.

Dragón vegano de limón y frambuesa de La Pastisseria. / Instagram

Como el expansivo multiverso Marvel, las celebraciones de Sant Jordi se multiplican en submundos de posibilidades. Demos un giro al cuento: Cledolinda (sí, «la princesa») es imbatible con la lanza y por tanto muy poco secuestrable, el dragón cultiva rosas en el jardín de su asador, y todo el mundo sospecha que ese tal Jordi no tiene nada de santo. Ahora giremos tu Diada, porque hay vida más allá de las clásicas paradas y firmas de autores. Huye de los lugares comunes con estas ideas para un Sant Jordi diferente

Diada alternativa 

Lo mejor de cada casa

Abi saluda desde el mostrador de La Llama Store, el epicentro barcelonés del humor.

/

Si quieres desviarte de las convencionales colas busca-best-sellers y darte una verdadera alegría, nada como dejarte caer por la tienda más ingeniosa de la ciudad. La Llama Store (Villarroel, 34) no solo es nuestra única librería dedicada al humor, sino que es todo un ecosistema del talento donde pasar una Diada de risa. Más allá de hacerte con alguno de sus gagdets delirantes, como las famosas mini-manitas o la riñonera-barriga, aquí puedes encontrar clásicos del humor como Tom Sharpe, más una colección fascinante de cómics, pins, láminas y juegos de mesa sobre los que Abi te sabrá recomendar. Además, el día 23 puedes encontrarte a mitos como Ignatius Farray y Miguel Noguera, o conseguir un dibujo dedicado de autoras tan guays como Camille Vannier, que presenta su delirante 'Sexo de mierda' (Astiberri), la viral Precariada, o esa genia del underground local, Aroha Travé. Chequea su lista de autores invitados, quita el hipo.

En Juno House (Aribau, 226) plantean Sant Jordi en clave feminista. El primer club de socias de Barcelona abre sus puertas a todo el mundo este viernes, 22, en una oportunidad única para conocer en primera persona su espacio. La tarde del viernes visitarán este refugio urbano de la conciliación Carolina Ferrer y Verónica Sánchez, autoras del libro 'Cocina para la tribu' (Cinco Tintas). Harán un showcooking y degustación, con carta de bebidas y pica-pica.

The Axe Club organiza un Sant Jordi Vikingo con libros, hachas e hidromiel.

/

Mucho más trepidante se plantea el Sant Jordi Vikingo en The Axe Club (Castillejos, 181). Si quieres pasar la Diada lanzando hachas y bebiendo hidromiel cual dios del trueno, no faltes a la nueva edición del Asgard Fest que se celebra el 23. Por la tarde plantarán estand de libros sobre Asatru y runas, y de noche llegará la actuación de danza y magia celta a cargo de Julia Cruzán, más retos como probar su hidromiel picante y permanecer 10 segundos inmóvil tras beber. Saca el Thor que hay en ti. 


Rutas abiertas 

La sombra del viento

El Pavelló Mies van der Rohe será uno de los enclaves históricos con puertas abiertas.  

/

Si leer estimula, seguir el rastro de la historia por nuestra ciudad ejercita mente y cuerpo que no veas. Más allá del perímetro de la Superilla literaria del centro de Barcelona, vas a poder explorar edificios singulares y espacios emblemáticos gracias a las puertas abiertas de Sant Jordi. La Biblioteca de Catalunya (Hospital, 56) ofrece un itinerario fascinante para explorar su patrimonio de creación literaria, artística y cultural. El día 23 se ofrecerán visitas guiadas de grupo, así como rutas libres, y se podrán ver exposiciones y documentos que ejemplifican el fondo de la biblioteca a lo largo de los años. Los recorridos se amenizarán con conciertos de pianola y flauta.

Los museos de la Generalitat también ofrecen puertas abiertas el sábado de Sant Jordi. El Museu d’Història de Catalunya (Pau Vila, 3) o el Museu d’Arqueologia de Catalunya (paseo de Santa Madrona, 39-41) estarán accesibles a tu deambular curioso. Otros enclaves históricos que ceden su espacio por Sant Jordi son el Ateneu Barcelonès (Canuda, 6), el Centre Excursionista de Catalunya (Paradís, 10), el Institut d’Estudis Catalans (Carme, 47) o el Pavelló Mies van der Rohe (Francesc Ferrer i Guàrdia, 7), que concluirá la visita con espectáculos de danza y música. En el Recinto Modernista de Sant Pau (Sant Antoni Maria Claret, 167) el aforo es muy limitado, pero siempre puedes descargarte su plano interactivo y descubrir las referencias a la leyenda de Sant Jordi que hay escondidas por los rincones del antiguo hospital.

Si buscas actividades para los más peques, el Museo de Historia de Catalunya organiza el día 23 la sesión de cuentos 'Dragones de todo el mundo y cómo encontrarlos', a partir de 3 años. El Museo de Arqueología de Catalunya ofrece la actividad familiar '¡Héroe por un día!', más un juego de rol a las once del día siguiente.

Estudio 34 (Roger de Llúria, 125) ha creado una ruta literaria interactiva. En su mapa puedes visitar localizaciones de cientos de libros ambientados en Barcelona, como 'La catedral del mar' o 'La vampira de Barcelona'. 


Intercambio de libros  

Extraños en un tren

Llegas al andén con el sopor matinal. Entonces ves el libro en el asiento y dibujas una sonrisa: es Sant Jordi. Ese tipo de historias son las que promueve la iniciativa de bookcrossing que pone en marcha Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). En colaboración con Plataforma Editorial, los días 22 y 23 se realiza un intercambio de libros en diversas paradas de la línea Barcelona-Vallès. La idea es que cualquiera pueda recoger un libro, leerlo y devolverlo a la estación para que otra persona pueda hacer lo mismo. Además, se conmemoran las figuras de Gabriel Ferrater, Joan Fuster y la filóloga Aina Moll con el bautizo de sendos trenes en su honor. El día 22 se realiza un sorteo entre los que suban una foto de los trenes bautizados en Instagram.

Otras entidades, como el Centre de Documentació de Cultura Popular (Salvador Seguí, 1) o BookCrossing-Spain facilitan también experiencias de intercambio. Compartir es amar.


Ramos y platos  

El nombre de la rosa

Omotesandô vende en su ‘pop-up store’ rosas inspiradas en ‘La bella y la bestia’.

/

Se equivocaba Mecano con aquello de 'Una rosa es una rosa es'. Porque sin duda una rosa puede ser mucho más. Por eso el outlet virtual Amaplant ofrece los días 22 y 23 rosales de rosa roja a buen precio, así como rosas con su bolsa y espiga. Plantarán su vivero en el pasaje de Jaume Roig, 8. Omotesandô (Rambla Catalunya, 85) también abre una pop-up store que será pura fantasía con su colección de rosas inspiradas en 'El Principito' y 'La bella y la bestia'. La iniciativa Rosas Solidarias convierte cada rosa en 1 kilo de comida para el Banco de Alimentos. La cervecera Fábrica Moritz (Ronda Sant Antoni, 41 ) hace una reinterpretación moderna de Sant Jordi a través de una máquina de vending que interactúa con el público: a cambio de un poema, tienes una rosa. Quien se atreva a recitarle a la máquina recibirá como premio una rosa hecha de latas de Moritz realizada por la ONG De veí a veí. Por cada rosa entregada, Moritz hará una donación a la ONG.

Fábrica Moritz tendrá una máquina de vending que dará rosas a cambio de poemas. 

/

Si vas por la vida con más hambre que corazón, en La Pastisseria (Via Augusta, 166) te proponen darle unos muerdos a sus rosas de mousse de chocolate, esponjoso de vainilla y bizcocho Sacher. Tienen incluso libros comestibles, elaborados con cereza y chocolate blanco y un divertido dragón vegano de limón y frambuesa.

El colmo de llevar el día del libro a la mesa es la sopa de letras con el poema 'Excelsior' de Joan Maragall que sirven en Va de Cuina (Major de Sarrià, 130). Una performance gastronómica ideada por el artista Uri Costak, a cargo del cocinero Jordi Vilà, Premio Nacional de Gastronomia. Slurp.


Música y vermut  

Alta fidelidad

Anna Andreu actuará en el Sant Jordi Musical de la Antiga Fàbrica Estrella Damm.

/ Ferran Sendra

Para gozar de un Sant Jordi sibarita y disfrutón, nada como acercarse a tu bar de confianza. En La Raposa (Tapioles, 47) celebran su quinto aniversario con una programación doble, dividida entre la calle de su local y la plaza Reial. Durante todo el día habrá parada de libros, música en directo, firmas de autoras, juegos de mesa con chupitos, mercadillo de autoedición y fiestón final con Dj Shak. Felicidades a nuestra cooperativa, librería feminista y bar vegano favorita. 

Como este año Sant Jordi coincide con el Record Store Day, también te puedes animar de lo lindo con las sesiones de Dj y propuestas musicales de tiendas como BCore Disc (Montmany, 25) y El Genio Equivocado (Benet Mercadé, 22), entre otras. Aunque si quieres darle un giro al asunto, molaría que seas tú quien se acerque con unas latitas a la parada de tu editorial favorita. El brindis metálico será espléndido, verás.

Y música que no falte. Por Sant Jordi, en Casa Seat (paseo de Gràcia, 109) el actor Jordi Brau y la pianista María Poyatos rinden tributo a Miguel Hernández en el 80º aniversario de su muerte. Por la tarde, la compositora y periodista Sheila Blanco cantará a la Generación del 27.

El gran sarao, eso sí, lo montan en la Antiga Fàbrica Estrella Damm (Rosselló, 515). Su Sant Jordi Musical congrega a más de 40 artistas en directo, con un sensacional cartel ilustrado por Genie Espinosa. No me pienso perder a Da Souza, Maria Hein y mucho menos a Anna Andreu, que presenta su fascinante nuevo disco, 'La mida' (Hidden Track Records). 


Nuevos lugares 

Paraísos perdidos

¿Un rincón donde esconderse con un libro en Sant Jordi? El Jardí dels Tarongers.

/ Jordi Otix

La gran conquista del espacio para el día de Sant Jordi consiste en olvidar el bullicio y encontrar un rincón tranquilo para leer. Subiendo las rampas y escaleras del Parc del Turó del Putxet (Manacor, 9), daremos con un banco que postra la ciudad a nuestros pies, junto a una farola que ilumina tenuemente cada página. También puedes escapar del tumulto del centro y refugiarte con tu libro en el Jardí dels Tarongers (Elisabets, 8). Para lecturas oceánicas, dirígete al espigón de Bac de Roda, donde aún reposa un viejo restaurante con forma de barco. Allí podrás pasar páginas con un fondo de olas. 

Como tu instinto pionero no cesa, quieres descubrir el enésimo nuevo espacio por el que palpita la cultura en la ciudad. El día 23 se inaugura Negra Mosca (Encarnació, 36), un espacio de encuentro y exploración en torno a la imagen y la creación visual que promete muchas alegrías. Sus creadoras Marta Sellarés, Sara Sanz y Romina Aguilera abren por Sant Jordi con vermut, venta de los sellos Llamp Edicions, Ediciones Anómalas y el colectivo Juan Nadie, más una fiesta de inauguración vespertina con Dj y bailoteos con arte. 

Noticias relacionadas

Puedes darle la vuelta al Sant Jordi tanto como quieras. Pero si realmente buscas una experiencia diferente y radical, prueba a trabajar en una librería para la Diada. No hay nada comparable a enfundarse un chaleco y plantarse entre las estanterías y las hordas de padres confundidos pidiendo 'El rey león', de William Shakespeare.