ECHAR RAÍCES

El ginkgo del edificio histórico de la UB

La especie, amenazada en sus territorios de origen, goza de una segunda juventud como árbol ornamental

Antonio Madridejos

El ginkgo del jardín Ferran Soldevilla, en el edificio histórico de la UB.

El ginkgo del jardín Ferran Soldevilla, en el edificio histórico de la UB. / A. MADRIDEJOS

Los ginkgos, unos árboles fascinantes sin parentesco cercano con ninguna otra especie actual, son considerados unos fósiles vivientes puesto que los primeros representantes del género ya vivían hace 270 millones de años, antes de que los dinosaurios se expandieran por la Tierra. Aunque las poblaciones naturales se encuentran amenazadas, con solo dos pequeños enclaves en el sudeste de China, los ginkgos gozan de una segunda juventud como árboles ornamentales en ciudades de medio mundo.

El ejemplar del jardín de la UB, en la plaza de la Universitat, no destaca especialmente por su grosor -pues se bifurca en cuatro ramas a baja altura– ni por su altura –alrededor de 18 metros-, pero sí por ser el más viejo de Catalunya y morar en un lugar tan simbólico. Pese a su edad centenaria y unos vecinos poco amigables -las paredes cercanas le arrebatan buena parte del sol-, el árbol está bien cuidado y mantiene una buena salud. Eso sí, como muchos ginkgos, la copa es rala y desordenada. No se lo pierda en otoño, cuando sus hojas en forma de abanico se tiñen de un hermoso color amarillo antes de caer al suelo.

Localizador Google Maps de árboles singulares Echar Raíces-On Barcelona

Ginkgo biloba

NOMBRE EN ESPAÑOL: ginkgo, árbol de los cuarenta escudos
NOMBRE EN CATALÁN: ginkgo
ORIGEN: Sudeste de China  
ANTIGÜEDAD: Plantado en 1904
LUGAR Barcelona. Edificio histórico de la Universitat de Barcelona (UB). Jardín Ferran Soldevila (zona colindante con la calle de Aribau)