Rodaje

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes recrean el mítico equipo de waterpolo de Barcelona 92 en '42 segundos'

Los actores interpretan a Pedro García Aguado y Manel Estiarte en la película dirigida por Dani de la Orden y Álex Murrull

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes, en el rodaje de ’42 segundos’.

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes, en el rodaje de ’42 segundos’. / NIETE

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 dejaron muchos momentos para el recuerdo. Uno de ellos lo propició el waterpolo, con una final de infarto de la selección española liderada por figuras como Manel Estiarte y Pedro García Aguado contra la siempre correosa Italia. Los directores Dani de la Orden ('Barcelona, nit d'estiu', 'El mejor verano de mi vida') y Álex Murrull revivirán el duro camino que llevó al equipo hasta ese intenso partido en '42 segundos', una película que llegará a la gran pantalla en el verano de 2022 y que estos días se está rodando en la capital catalana, con Jaime Lorente ('El Cid', 'La casa de papel') y Álvaro Cervantes ('Carlos, rey emperador', 'Loco por ella') como protagonistas.

Porque aunque en la memorable final olímpica el equipo español hizo una auténtica piña, lo cierto es que tiempo atrás aquello había sido un polvorín. "La selección se rompió con la entrada de un nuevo entrenador y de unos chavales de Madrid con muchas ganas, poco miedo y una desfachatez desmedida", resume Lorente, que se mete en la piel de Aguado, más conocido años después como el mediático 'Hermano mayor' de Cuatro. La filosofía de trabajo de los nuevos fichajes choca con la de los jugadores catalanes que hasta entonces habían dominado el grupo, "más metódicos", recalca Cervantes, que interpreta el papel de Estiarte, "considerado el Maradona del waterpolo".

Cobi resucitado

El choque y los desencuentros entre ambos jugadores, que irán limando a lo largo del tiempo, articulan la trama, así como sus historias individuales. "La película habla de los JJOO, pero también encontramos historias humanas y de superación muy potentes. Aguado convivía con su adicción a las drogas y Estiarte era entonces el mejor jugador, pero arrastraba una pérdida familiar: el suicidio de su hermana", detalla Murrull. "Eran dos personas casi opuestas. Manel era alguien muy centrado, responsable, tal vez demasiado concentrado en ganar, y Pedro también quería ganar pero tenía una actitud más lúdica", subraya De la Orden sobre los protagonistas de una película que, durante unos días, ha vuelto a resucitar el logo y la mascota de los JJOO del 92, el controvertido Cobi, en un edificio de la Barceloneta.

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes, en el rodaje de '42 segundos'

/ NIETE

"Comenzamos con dos personajes que no se soportan pero que acaban compartiendo habitación [en la villa olímpica] y que entienden que tienen que convivir con las neuras del otro", explica De la Orden, que recuerda que los deportistas lidiaron con "el sacrificio y la locura de entrenamiento" a los que los sometía el croata Dragan Matutinovic, que "los hizo pasar por un infierno".

Sin dobles

Lorente y Cervantes también tuvieron que dar lo mejor de sí para preparar sus personajes, sometiéndose a entrenamientos de hora y media en el agua. "Hemos pasado por muchas fases. Al principio lo llevamos muy mal pero luego fuimos cogiendo el ritmo y hemos defendido nuestro trabajo, porque es un deporte extremadamente difícil", afirma el Denver de 'La casa de papel', que no tenía ningún recuerdo de aquellas olimpiadas ya que en 1992 tenía tan solo un año.

Noticias relacionadas

Tan cómodos se sintieron, que rodaron todas las escenas. "Nuestro gran logro es que al final no hemos usado dobles para ninguna secuencia", comenta orgulloso Cervantes, que en la gran cita histórica para la capital catalana no superaba los 3 años de edad. Ambos tuvieron la oportunidad de reunirse con Estiarte y Aguado, que "han sido muy generosos y han respetado que es una película basada en su historia", apunta Cervantes.

En el reparto del filme, que finalizará su rodaje el próximo miércoles en Andorra, también figuran actores como Pep Ambròs, Àlex Maruny, Roger Casamajor, Joan Sentís y Christian Valencia, que encarna al malogrado portero Jesús Rollán, otra figura clave de un equipo que luchó por el mayor sueño de un deportista: el oro olímpico.

Temas

Andorra Cine