'Boom' en la industria

El manga pulveriza sus récords de ventas y títulos en España

  • Las editoriales españolas viven un momento dorado del cómic japonés, que supera en novedades y facturación los niveles más altos jamás alcanzados

  • El sector responde a la demanda del mercado y detecta el 'boom' protagonizado por una nueva generación de jóvenes lectores que abrazan la cultura 'otaku'

La sección de manga de la librería Norma Cómics de Barcelona, este miércoles.

La sección de manga de la librería Norma Cómics de Barcelona, este miércoles. / ELISENDA PONS

8
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

El Manga Barcelona abre sus puertas en Fira Montjuïc este viernes y hasta el lunes 1, de nuevo presencialmente tras la ausencia de 2020 por el covid. En la prepandémica edición de 2019 se alcanzó el récord de 152.000 visitantes. Desde entonces, y durante el confinamiento, ha ido contagiándose entre los jóvenes una fiebre por el anime y el cómic japonés como no se había visto en España. Síntoma además de las ganas enormes de recuperar cierta normalidad y aparcar la virtualidad de la pasada edición es el alud de ansiosa demanda de entradas para este salón, que se agotaron el lunes 18 en pocas horas llegando a colapsarse la web de compra, como volvió a pasar el pasado martes al abrirse de nuevo la taquilla ‘online’ para poner a la venta un remanente de pases. 

El crecimiento exponencial de este fenómeno cultural de lectores que abrazan la cultura 'otaku' ha sorprendido incluso a las mismas editoriales españolas de manga, que confirman que están viviendo un momento dorado. Se habla ya claramente de ‘boom’ y no creen que sea una burbuja que acabe desinflándose. Aunque nunca se facilitan datos de ventas y tiradas, e incluso si los problemas de desabastecimiento de papel, que ya están teniendo unos primeros efectos, retrasan lanzamientos de esta recta final del año, fuentes del sector consultadas apuntan que este 2021 muchas editoriales de cómic superarán en un 50% las cifras de facturación de 2007, que fue el punto álgido, y que el manga está vendiendo y facturando mucho más que el libro en general, eso, teniendo en cuenta que este prevé a final de año un incremento del mercado de entre el 17% y el 23%, por encima del máximo histórico de 2011.

El momento dulce anterior fue justo antes de la crisis económica de 2008, cuando se publicaron 741 títulos de manga en España. En 2011 esa cantidad cayó a 346. Se redujo a la mitad no solo la publicación sino también la facturación. Poco a poco se fue recuperando hasta llegar al máximo histórico de 838 novedades en 2019, según los datos que recopila a título personal cada año el traductor y experto en manga y cultura japonesa Marc Bernabé. Ahora, a fecha de 26 de octubre, ya se ha superado esa cifra, alcanzando un récord de 844 títulos (sin contar los que lleguen a última hora cara al Manga Barcelona), según los datos que ha actualizado para este diario José A. Serrano, de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic (ACDCómic) y creador de la web Guía del Cómic, quien realiza una labor similar a la de Bernabé. 

El manga y el anime se han vuelto un producto cultural ‘mainstream’

Marc Bernabé. Experto en cómic y cultura japonesa

"Sí, hay un ‘boom’ de ventas que demuestra que el cómic y el manga tienen esa magia y ese efecto capaz de captar a nuevos lectores a pesar de la influencia de las pantallas o de TikTok, que no pueden con el formato de papel, que sigue supervigente -constata Óscar Valiente, director editorial de Norma Editorial y Norma Cómics-. Se cerrará el año con récord histórico de publicaciones pero también de ventas. Ahora ya superamos los niveles precrisis de 2007, que fue el momento de más bonanza". 

Lectores en la sección de manga de la librería Norma Cómics de Barcelona, a dos días del inicio del Manga Barcelona. 

/ ELISENDA PONS

Con él coincide David Hernando, director editorial de Planeta Cómic. "Se está publicando mucho porque hay mercado. Las editoriales medimos el pulso y si hay más demanda y más lectores, como es el caso, publicamos más. Nosotros hemos aumentado ventas en todas las colecciones. Se puede pensar que es un aumento desproporcionado de novedades pero es un reflejo de cómo está hoy el mercado, que huele un ‘boom’".

Las ventas de manga ya supondrían un 60% del sector por encima de los superhéroes, la novela gráfica y el resto del mundo de la viñeta

Otras fuentes relatan que las ventas de manga ya supondrían un 60% del sector, por encima de los superhéroes, la novela gráfica y el resto del mundo de la viñeta. "En años anteriores el manga significaba un 35%-40% de las ventas de cómic pero este año se ha disparado por esta oleada de nuevos lectores. Aunque también se está vendiendo muy bien el resto del cómic, europeo y americano…", asegura Valiente.

Ambos editores señalan que el mercado está creciendo y están apareciendo nuevas editoriales. A las dos grandes, Planeta Cómic y Norma, que se reparten el grueso del pastel, les siguen Ivrea, Milky Way, Panini y ECC. A ellas se han sumado pequeños sellos como Fandogamia, Arechi (de Yermo), Kodai, Tomodomo o Kitsune. "Pero creo que no se trata de publicar más sino mejor, y de saber seleccionar, porque no todo el manga se vende -añade Valiente-. Nosotros agilizamos las colecciones para terminarlas y consolidarlas y dar cabida a las nuevas. Por ello hacemos un esfuerzo en las reimpresiones, para tener todos los volúmenes". También en Planeta Cómic. "Este año llevamos récord de reimpresiones para mantener las colecciones siempre vivas porque si falla un tomo, eso perjudica a toda la serie". 

 

Este año llevamos récord de reimpresiones para mantener las colecciones siempre vivas porque si falla un tomo, eso perjudica toda la serie

David Hernando, director editorial de Planeta Cómic

"Se están también anunciando muchas licencias para 2022 y todo apunta a que crecerá aún más. Es una tendencia en todo Occidente. Por ejemplo, en Francia, Estados Unidos e Italia se están reimprimiendo millones de ejemplares", señala Bernabé, quien detalla que en Francia, según la cadena francesa BFM TV, por primera vez en los 30 años que hace que el cómic japonés llegó a sus librerías, uno de cada dos cómics vendidos es un manga y se habla de 29 millones de volúmenes vendidos hasta agosto de 2021 (en todo 2020 fueron 22) y de una facturación de alrededor de 186 millones de euros hasta julio, según los análisis de GfK. También remite a cifras sobre Japón, donde en 2020 se publicaron 12.939 títulos de manga, batiendo el récord histórico de 1995 y logrando una facturación de 4.740 millones de euros. 

Hay diversos factores que han contribuido a este ‘boom’ de nuevas generaciones de lectores de manga. "Durante el confinamiento mucha gente se acercó al anime desde plataformas de ‘streaming’ como Netflix o Prime Video [Disney+ ha anunciado que también apostará por ello]. Les gustó y de las series han saltado al manga. Lo ves en charlas en escuelas e institutos con niños y adolescentes que te escuchan con mucha atención y preguntan con mucho interés: el manga y el anime se han vuelto un producto cultural ‘mainstream’", afirma Bernabé, que lo achaca a la diversidad de historias que ofrece: "Hay un manga para todo el mundo: ‘thriller’, adulto, documental, de cocina… que pueden enganchar a todo tipo de público". 

El manga es arte y cultura que hay que ayudar y proteger. Reivindicamos que el cómic esté en la esfera pública de forma destacada, pero falta el respaldo de las instituciones y los medios

Óscar Valiente, director editorial de Norma

"La pandemia ha ayudado y hemos notado que tenemos un aliado en el anime -admite Valiente-. Pensábamos que al no tener emisiones en abierto en canales como TV-3 perderíamos pero con las plataformas ha tenido aún más impacto, porque no se sigue como antes un solo título, como era el caso de ‘Los caballeros del Zodiaco’, ‘Dragon Ball’ o ‘Pokémon’ sino que ahora hay un montón de series disponibles, de ‘Naruto’ a ‘Ataque a los Titanes’". Está de acuerdo Hernando, quien añade que al saltar del anime al manga, los jóvenes "encuentran una buena relación calidad-precio, con tomos por ejemplo de 200 páginas por 7,95, en series en las que es fácil entrar porque solo tienen que coger el volumen uno y seguir el resto de tomos. En cambio, cuesta más entrar desde una película de Los Vengadores a las grapas de superhéroes porque no sabes por dónde empezar". 

Noticias relacionadas

En las librerías se nota el relevo generacional, confirma Valiente. "Vienen padres que ven en el manga un aliado para que sus hijos se refugien en la lectura. Ven positiva esa pasión por el manga, que los chavales coleccionan y cuidan. Esto es arte y es cultura, algo que reivindicamos mucho: que el cómic esté en la esfera pública de forma destacada, pero falta el respaldo de las instituciones y los medios. Es una cultura popular y participativa entre los jóvenes que ha crecido de forma natural y hay que protegerla y ayudarla". Sobre todo, cuando hacia los 18 años suelen cambiar de hábitos y, como demuestran las estadísticas, abandonan la lectura. De ahí que sea bienvenido el bono cultural del Gobierno de Pedro Sánchez, de 400 euros para los jóvenes que alcancen la mayoría de edad en 2022. No en vano miran a Francia, donde el 75% de los 300 euros de un bono análogo se consumió en libros, dos tercera partes de los cuales eran mangas.