Cómic

Así es el nuevo Batman de Paco Roca: en la playa por estrés

A la izquierda, una viñeta de ’Batman. El mundo’. A la derecha, ilustración inédita de ’La Gata’, con Catwoman en la Guerra Civil, cedida por Paco Roca.  / PACO ROCA

7
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Tiene el dibujante Paco Roca guardado en un cajón el guion de una historia de Batman en la que el Caballero Oscuro llega a España en los años 40 y 50 de la dictadura. "Busca a un nazi huido de los muchos que cobijó a Franco, y que estuvo en la costa mediterránea, para llevarlo a los juicios de Nuremberg", avanza el autor de ‘Arrugas’. Pero requería muchas más páginas para contarla -todo se andará- que la que finalmente llega este martes a las librerías de medio planeta dentro de la insólita y esperada antología ‘Batman. El mundo’ (ECC), donde el creador valenciano sorprende mostrando la cara más humana del Hombre Murciélago, tomando una paella, en bañador o contemplando la playa, aunque también sobre el toro de Osborne. "Lo he llevado a mi terreno. Cuando me propusieron participar, pensé, ‘¿Y ahora qué hago yo con Batman?’. Y me quedé con Bruce Wayne y le mandé de vacaciones a Benidorm para que se tomara un descanso de tanta acción. Lo despojé de la parte heroica para ver qué quedaba: de semidios a humano", explica a este diario el Premio Nacional de Cómic vía telefónica, desde su casa en València, sobre su sorprendente incursión en el universo superheroico de DC. Y no será la última. Siente ya curiosidad por conocer la opinión de la editorial americana sobre el guion de una historia larga de 140 páginas, titulada 'La Gata', que les ha enviado: la protagoniza Catwoman en plena Guerra Civil y gira en torno a un robo en el Museo del Prado.

En unos esbozos inéditos que acompañan estas líneas Catwoman se encuentra en un tiroteo con soldados ante la llegada de "los fascistas". En otra ilustración desciende ante una virgen en una iglesia en ruinas.

Doble página de esbozos inéditos de 'La Gata', cedida por Paco Roca.

/ PACO ROCA

"Es una manera de abrirte a un lector nuevo y juntar dos mundos. De llevar a tu público a un mundo de superhéroes y de que el público de superhéroes venga a tu obra", valora Roca, que fue el autor español elegido por DC para ‘Batman. El mundo’, volumen que reúne 14 relatos ambientados en otros tantos países por creadores de cada uno de ellos (Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, República Checa, Rusia, Polonia, Turquía, México, Brasil, China, Corea y Japón). 

Viñeta de Paco Roca para su historieta de la antología ‘Batman: El mundo’.

/ PACO ROCA / ECC / DC

Maestro en poner el foco en las personas y presto siempre a "volver al tema de la memoria" que ya ha tratado en ‘Regreso al Edén’ o ‘Los surcos del azar’, incansable, Roca ya esboza los dibujos de otro guion pergeñado en estos meses sobre las fosas de la Guerra Civil -"un tema peliagudo y complicado que hay que tratar con delicadeza"- del que solo avanza que transcurre entre 1939 y 1945.  

Batseñal en el toro de Osborne 

Mientras ‘Batman. El mundo’ coincide con la celebración, este sábado, del Batman Day (con la Batseñal reflejada la noche del viernes en el toro de Osborne de Benidorm, como en 2019 lo hizo en la fachada del MNAC de Barcelona), otro trabajo de Roca forma parte del recién publicado ‘Efectos secundarios’, cómic colectivo sobre el covid junto a autores como Alfonso Zapico o Cristina Duran, y el 7 de octubre publicará ‘El dibujado’, ambos en Astiberri, ligado a la exposición que hizo en el IVAM de Valencia en 2019. "Yo no podría hacer una serie o una segunda parte de algo. Dibujo para contar una historia y lo que me hace seguir es buscar siempre nuevas, ilusionarme con cosas diferentes que contar". 

El Batman de Roca no dice una palabra en toda la historieta. El lector lo sigue a través Alfred, su fiel mayordomo, que lo ha enviado de vacaciones porque sufre estrés y ataques de ansiedad. "Eso acentúa la soledad y la introspección del personaje, da más fuerza a su aislamiento. Juego con ventaja. Puedo sacarlo de contexto y funciona porque tras décadas de Batman los lectores ya lo conocen. Batman es el más atormentado de los superhéroes, tiene muchas aristas y esos personajes al borde del abismo son los más interesantes, porque en su lugar en la vida real cualquiera se estaría medicando o al borde del suicidio. Batman lleva al abismo a Bruce Wayne pero a la vez es su válvula de escape. Igual que Batman se cae sin la parte humana de Bruce". 

Durante el confinamiento, por primera vez en nuestras vidas y lejos del ajetreo diario nos paramos a mirarnos en el espejo para ver cómo éramos

En ese enfoque tiene "mucho peso" el confinamiento por el covid, asume el autor de ‘La casa’. "Tiene mucho de lo que cada uno sentíamos. Por primera vez en nuestras vidas y lejos del ajetreo diario nos paramos a mirarnos en el espejo para ver cómo éramos. Nos despojamos de nuestra vida social y nos quedamos con nosotros mismos. A algunos no les gustó lo que vieron y la vida que llevan. Algunos se dieron cuenta de que tienen una familia. Otros descubrieron sus heridas interiores -reflexiona-. Bruce desconecta por primera vez y piensa si es capaz de vivir sin el murciélago. Es una crisis existencial. Él, que se enfrenta a diario con la muerte, arrastra un trauma como el del soldado que vuelve de la guerra". 

En la historieta corta que aporta a ‘Efectos secundarios’, ‘Ulises confinados’, Roca convirtió en viñetas un poema de Juan Vicente Piqueras, director del Instituto Cervantes de Amán (Jordania). "La poesía era una tarea pendiente. Fue un experimento. Son dos personas confinadas dialogando con el mar en medio desde dos lados del Mediterráneo. Los dos somos exploradores en nuestros trabajos y estamos encerrados. Era una mirada positiva y poética sobre el covid distinta a la de los enfermos y la sanidad".   

‘El dibujado’, en cambio, obedece a evitar que la historia que contó en la original exposición del IVAM de 2019, "que era efímera, adaptada a las paredes del museo e imposible de que itinerara, no se perdiera". "Era una reflexión sobre el lenguaje y la evolución del cómic además de un cómic surgido de aquellas paredes y de ver qué contaba y los problemas a los que me enfrentaba al hacerlo -recuerda-. Así que he devuelto ese cómic de la pared al formato clásico, con desplegables y tintas especiales". 

Página de 'El dibujado'.

/ PACO ROCA

Concluye el autor de 'La casa' recordando una anécdota. "La primera vez que dibujé a Batman fue en una dedicatoria en Avilés para el ‘Emotional World Tour’ junto a Miguel Gallardo. No teníamos cola y nos lo pidió un visitante. Lo dibujé sentado en el WC con el Joker robándole el papel higiénico". Ese sí era el más humano. 

Noticias relacionadas

Sobre el polémico premio del Cómic Barcelona

Paco Roca no tiene problema en hablar de la polémica en torno al Gran Premio del pasado Cómic Barcelona concedido al crítico, editor y divulgador Antonio Martín en vez de a un autor de cómic. "Firmé el manifiesto de los autores en contra del premio porque estaba de acuerdo con la premisa inicial de que rompía las reglas del premio, pero luego me arrepentí porque no me sentí identificado con las formas en que estaba redactado y los ataques personales a Martín. Creo que Ficomic podía haber buscado una solución, haberle dado un premio a él y otro a un autor, anunciar un cambio de normas en el premio para futuras ediciones... Me parece que Ficomic debió de buscar una solución en lugar de dejar toda la polémica sobre las espaldas del jurado. En cierta forma todos lo hicimos bastante mal, las redes sociales no ayudan mucho a encontrar un punto de encuentro", opina. No sigue demasiado las redes sociales, admite. "Ayudan poco al consenso y a hallar soluciones porque todo se radicaliza", lamenta. Esta polémica, concluye, "fracturó al mundo del cómic, donde suele haber respeto". Y añade: "No tengo problema en volver al salón".