Polémica

Cómics de Tintín, Astérix y Lucky Luke, quemados en Canadá por "ofender" a los indios

  • Una escuela canadiense quemó y retiró en 2019 5.000 libros infantiles por considerar que transmiten prejuicios sobre los pueblos indígenas

Fragmento de la portada de ’Tintín en América’.

Fragmento de la portada de ’Tintín en América’. / Hergé

2
Se lee en minutos
France Presse

¿Deberíamos quemar a Tintín porque se considera ofensivo para los indios americanos? La revelación de la quema de un libro en una escuela canadiense en 2019, durante una ceremonia supuestamente para pedir disculpas a los pueblos indígenas, ha desatado una polémica en el país. Una federación de escuelas francófonas de Canadá había decidido ordenar los estantes de sus bibliotecas y retirar 5.000 libros infantiles - cómics, novelas y enciclopedias- al creer que transmitían prejuicios negativos sobre los pueblos indígenas. Entre estas obras: 'Tintín en América', 'Asterix en América', tres álbumes de Lucky Luke pero también novelas, enciclopedias...

Durante una ceremonia algunos de los libros fueron quemados en una escuela para trabajar por la "reconciliación", reveló Radio Canadá. Inmediatamente, todos los partidos políticos denunciaron el caso alimentando la controversia.

Un vídeo para estudiantes explicó el proceso de "enterrar las cenizas" del "racismo, la discriminación y los estereotipos con la esperanza de que crezcamos en un país inclusivo donde todos podamos vivir en prosperidad y seguridad". Otras ceremonias inicialmente planeadas no pudieron llevarse a cabo debido a la pandemia de covid.

"Es un gesto de reconciliación con las Primeras Naciones y un gesto de apertura hacia las demás comunidades presentes en la escuela y nuestra sociedad", había justificado, Lyne Cossette, portavoz del Consejo Escolar Católico Providence, evocando obras con "contenido obsoleto e inapropiado".

Ante la polémica, el grupo de escuelas anunció este miércoles suspender la destrucción de libros, pues según el consejo, se estaban evaluando casi otros 200 títulos.

Esta revelación ha hecho reaccionar a los líderes de los principales partidos que actualmente hacen campaña para las elecciones legislativas del 20 de septiembre mientras el país está sacudido por el rescate de una parte oscura de su historia, la política de asimilación forzada de los pueblos indígenas. Precisamente, el dibujante Joe Sacco, uno de los referentes del cómic periodístico, publicaba hace un año en viñetas su documentada investigación, basada en numerosas entrevistas a indígenas, en 'Un tributo a la tierra'.

Reacciones políticas

"Nunca estoy a favor de quemar los libros", dijo el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pero insistió en la importancia de la reconciliación con las Primeras Naciones. Erin O'Toole prometió que un gobierno conservador se comprometerá con la "reconciliación". "Pero el camino hacia la reconciliación no significa derribar a Canadá. Condeno enérgicamente la quema de libros", escribió en Twitter. El líder del Nuevo Partido Democrático (NDP, izquierda), Jagmeet Singh, cree por su parte que "el enfoque para enseñar a los niños debe cambiarse".

Noticias relacionadas

El país aún se está recuperando del descubrimiento de cientos de tumbas de niños indígenas cerca de internados católicos. Decenas de miles de niños de las Primeras Naciones, inuit y métis fueron reclutados por la fuerza en estas instituciones desde finales del siglo XIX hasta la década de 1990, alejados de sus familias y su cultura. Miles nunca regresaron a casa.