BCN Film Fest

'Solo una vez': violencia machista sin estereotipos

  • El cineasta Guillermo Ríos dirige la adaptación de la obra teatral de Marta Buchaca en torno a los malos tratos

El director Guillermo Ríos, la guionista Marta Buchaca y el productor Eduardo Campoy, tras presentar en el BCN Film Fest la película ’Solo una vez’.

El director Guillermo Ríos, la guionista Marta Buchaca y el productor Eduardo Campoy, tras presentar en el BCN Film Fest la película ’Solo una vez’. / EFE / Marta Pérez

Se lee en minutos

Guillermo Ríos debuta en el largometraje con ‘Solo una vez’, filme presentado hoy en el BCN Film Fest. Adapta la obra de teatro homónima de Marta Buchaca, estrenada en el TNC a finales de 2018. Su tema es la violencia machista, pero desde una perspectiva que rehúye las convenciones y los tópicos.

Ríos, que ha realizado varios cortos y ha sido jefe de producción de distintas películas, ha tardado en acceder al formato largo porque, como ha explicado a EL PERIÓDICO, necesitaba encontrar una historia como esta. "La obra de Marta me la pasó el productor de la película, Eduardo Campoy, y la leí durante un viaje en avión a Estados Unidos. Me interesa tratar temas complejos, pero mediante un filme que entretenga y deje después espacio para la reflexión en el espectador”.

La obra cumple todas estas expectativas. Es un texto en paralelo a los efectos del #MeToo y que replica ciertas interpretaciones reduccionistas sobre el tema. Los tres protagonistas principales de la obra y del filme son una editora literaria, su pareja –un escritor de relativo éxito– y la psicóloga que trabaja en el servicio de atención a mujeres maltratadas. El novelista empujó a su compañera en plena discusión y le rompió el brazo, pero ella resta importancia a los hechos. A su vez, la psicóloga es amenazada por el marido de una de las víctimas a las que ayuda.

Poder y hundimiento

En diferentes partes del relato, “los tres protagonistas se sienten empoderados, pero también se hunden todos”, nos explica Buchaca. “Es muy importante acabar con el estigma de la mujer débil y de una determinada clase social que se deja maltratar. Hay mujeres con cargos importantes y de clase alta que también lo han sufrido”.

A Ríos le convenció de inmediato el potencial de la obra, sus personajes muy cercanos y creíbles y los diálogos, pero, sobre todo, “quería trabajar con la fuerza de los primeros planos, que es algo que la representación teatral no permite”. ‘Solo una vez’ ocurre en un escenario casi inalterable y está construida a partir de las conversaciones y la información propuesta con las miradas y los primeros planos.

Para la dramaturga y el cineasta es fundamental el tipo de personaje masculino que han retratado, “ya que se aleja del prototipo del maltratador, es alguien atractivo y seductor. Era muy importante contar esta complejidad”, recalca la autora, quien añade que su obra surgió al preguntarse que pasaría si su marido la pegara.

La película cuestiona también el funcionamiento del sistema. Buchaca recuerda como a una de las representaciones de su obra acudió una mujer a quien su novio había apuñalado en un pie; lo máximo que había obtenido era una orden de alejamiento.

Noticias relacionadas

El filme introduce dos personajes que no están en la obra, la recepcionista y el guardia de seguridad del centro de atención, pero el resto es respetuoso con el original. Para Ríos, es sumamente importante “la veracidad de lo que vemos en la pantalla y no caer en el estereotipo”. Durante el trabajo de preparación con los intérpretes (Ariadna Gil, Álex García y Silvia Alonso) descubrieron que a ellos mismos o a conocidos les habían pasado cosas parecidas a las relatadas en el filme. El maltrato es amplio y ‘Solo una vez’ lo expone sin fisuras.

  

Temas

Cine